OG Kush: La Reina Suprema en el Trono del Cannabis

  • Hace dos años, la famosa revista High Times eligió las "Las 25 mejores variedades de todos los tiempos".
  • Esta lista contenía nombres ilustres, incluyendo tanto leyendas clásicas como prestigiosas cepas más actuales.
  • Pero, a la postre, no hubo duda alguna sobre cuál debía ser la número uno, la reina de todas las plantas de cannabis: OG Kush conquistó el trono de manera incuestionable.
  • Así, el competente personal de HT habría confirmado oficialmente lo que en el transcurso de los últimos diez años se ha hecho más que obvio: la OG Kush gobierna el mundo de las cepas de cannabis.

Especialmente en los Estados Unidos, la Kush-manía sigue en pleno apogeo. Desde hace mucho, OG Kush es la cepa más popular en este país, alcanzando los precios más altos tanto en el mercado negro y los clubes de compradores como en los dispensarios de cannabis. Otra prueba de su hegemonía es que High Times estima que casi uno de cada tres nuevos cruces liberados en el mercado tiene la columna vertebral genética de la OG Kush. Y por supuesto, los híbridos de OG Kush han ganado innumerables premios en distintas competiciones de cannabis de todo el mundo.

Gracias a sus excelentes contactos, los chicos de la empresa de semillas de alta calidad Dinafem lograron asegurar una gran variedad de cepas clásicas americanas que han sido un éxito de ventas en su versión original, incluyendo la muy solicitada OG Kush. Con esa preciosa captura y sus entregas respectivas de cepas, el equipo de Dinafem ha contribuido al fuerte crecimiento de la OG Kush también en Europa, donde es una de las variedades más populares.

Orígenes y características de la OG Kush

Pero, ¿de dónde proviene originalmente? Bueno, como sucede con otras tantas variedades muy populares y legendarias, la historia de los orígenes de la OG Kush y la respuesta a la pregunta de qué significa "OG" está cubierta por la niebla, o más bien por el humo... mucha gente cree que el "OG" procede de "Ocean Grown", porque esta cepa fue cultivada en la costa del Pacífico, mientras que otros piensan que es una abreviatura de "Original Gangster", debido a una referencia que aparece en una canción de los cantantes de rap Cypress Hill. Otra explicación es que "OG" significa "Genética Original", y que en aquel entonces indicaba la originalidad de la genética única y extraordinaria de la Kush.

Pero sea lo que fuese que el "OG" representaba en un principio, a partir de la segunda mitad de la década de los noventa, la OG Kush se convirtió en un icónico epítome de una marihuana súper fuerte y aromática de los EE.UU. En cuanto a su pedigrí, existe un amplio consenso en que se remonta a la también famosa cepa Chemdawg. Sólo existe debate sobre la cuestión de si la OG Kush es un descendiente especial de la ChemDawg o un cruce entre esta última y Lemon Thai Kush x Paki Kush. Dinafem cree en el pedigrí de Chemdawg x (Lemon Thai x Paki Kush), indicando que la OG Kush consiste en 75% sativa y 25% indica. Según pruebas de laboratorio realizadas en California, la OG Kush de Dinafem contiene hasta un 24% de THC y un 0,23% de CBD, lo que la convierte en una verdadera campeona del THC.

 Primero el subidón es cerebral y energizante, pero se convierte en un fuerte colocón mental y físico.

A pesar de que está compuesta principalmente de indica, el crecimiento y el comportamiento de la floración de la OG Kush a menudo recuerda a las sativas, con plantas que producen entrenudos anchos, un fuerte tronco principal y alargamiento de las ramas laterales. Los cogollos suelen ser muy densos y voluminosos, cubiertos de ricas glándulas de resina. Además de su impresionante y popular potencia, otra característica carismática de esta variedad es un aroma súper intenso y especial que combina deliciosamente el sabor picante del combustible con notas frescas de cítricos y bayas. El olor emitido por las plantas es increíblemente intenso y Dinafem recomienda encarecidamente utilizar filtros de carbono para mantener estrictamente en el interior lo que no queremos que se comparta con nuestros vecinos curiosos.

El subidón extremadamente potente de la OG Kush es de golpe rápido, a menudo percibido como cerebral y energizante al inicio, para luego cambiar a un fuerte colocón mental y físico que proporciona una relajación y sedación profundas que muchos describen como un estado de trance eufórico. Con este efecto, la OG Kush es la medicina perfecta para todas aquellas personas que sufren de trastornos inducidos por el estrés, la depresión y la ansiedad, dolores de cabeza e insomnio, entre otros. El tiempo de floración de 55 días de esta variedad icónica es bastante rápido también, y los que la cultivan incluso se ven recompensados con rendimientos de hasta 550 gramos. Ya que, bajo luz natural, termina a mediados de octubre, la OG Kush se puede cultivar con mucho éxito también al aire libre, produciendo cosechas de hasta 1100 gramos por planta. En este caso pueden alcanzar alturas de hasta tres metros.

El proceso de cultivo de la Og Kush, la Bubba Kush y Dinachem

El Sr. Power-Planter puso a prueba a la OG Kush de Dinafem, junto con dos de sus otras cepas kushy: Bubba Kush y Dinachem. Se colocaron tres semillas feminizadas en macetas jiffy y las plántulas surgieron de la tierra a toda velocidad, en menos de tres días. Siguieron creciendo vigorosamente y cuando el Sr. Power-Planter las cambió al periodo de floración cuatro semanas después de la germinación, dos de las plantas ya tenían 61 y 64 cm de altura, mientras que la tercera con 44 cm se había quedado atrás sustancialmente, representando obviamente otro fenotipo.

Las tres plantas exhibieron entrenudos bastante anchos y mostraron una gran tendencia a florecer ya que en tan sólo ocho días ya habían comenzado a pre-florecer. En el curso de la floración, se hizo evidente que la planta más pequeña generaba otro patrón de floración diferente a las más altas, produciendo cálices más grandes y redondeados que densamente empacados produjeron penachos que sobresalían de los cogollos. Muy glaseadas con glándulas de resina, estos magníficos cogollos tenían un aspecto muy elegante, casi virtuoso.

Sabor y aroma increíbles, además de una producción abundante.

El Sr. Power-Planter se sintió asimismo aturdido por el embriagador aroma que desprendían con una seductora mezcla de gasolina penetrante infundida con un poco de cítricos. Los cogollos de las plantas más altas exhibían cálices más pequeños, agrupados en espesos y densos cogollos, que a su vez estaban copiosamente salpicados de resina, con sus innumerables tricomas brillando como estrellas en el firmamento y formando un verdadero universo de resina. Dijo el Sr. Power-Planter con una sonrisa, "ahora ya estoy viendo las estrellas... jaja, seguro que diré lo mismo después de haber fumado estas fenomenales perlas de OG Kush". El segundo tipo de brote de la OG también olía intensamente como gasolina mezclada con cítricos; sin embargo, el toque cítrico era en este caso más pronunciado. Notable para una cepa 75% índica fue la muy alta relación cogollo/hoja de ambos fenotipos, tales cogollos con pocas hojas normalmente sólo son producidos por 50/50 indica/sativa o plantas con dominancia sativa.

Las dos plantas más altas continuaron creciendo mucho más durante las primeras semanas de floración, de modo que el Sr. Power-Planter tuvo que doblar los brotes principales hacia abajo en horizontal, de lo contrario habrían crecido demasiado cerca de las lámparas. Las tres plantas llegaron en el tiempo apropiado a su maduración, requiriendo 54, 56 y 58 días de floración para madurar (1-3 días más que el tiempo de maduración oficial es totalmente aceptable, por supuesto). Al enderezarlas, las dos plantas dobladas habrían medido 110 y 119 cm de altura (de modo que casi habían duplicado su altura durante la floración), mientras que las plantas más pequeñas habían llegado a 73 cm al final.

Después del proceso de secado, el Sr. Power-Planter se encontró en posesión de 211 gramos de maravilloso OG Kush bud; sin duda un rendimiento muy bueno que habría sido aún mayor si la planta más pequeña hubiese sido capaz de mantener durante la floración el ritmo de rendimiento superior de las dos plantas más altas. El Sr. Power-Planter estaba entusiasmado con el aroma de la OG Kush seca: "Estos cogollos tienen un olor tan parecido al de la gasolina que casi se podría creer que si llenamos el tanque del coche con aceite de extracción de la OG Kush funcionaría como una especie de combustible para cohetes. Sin embargo, esa nota subyacente a cítricos sigue presente, haciendo que el olor sea una mezcla de aromas tan espectacular e irresistible que hace que se me salten las lágrimas."

Llegó la hora de fumar

La prueba de fumado en la noche fue acompañada de altas expectativas, por supuesto. El Sr. Power-Planter pensó que era absolutamente posible que esos estupendos cogollos de OG Kush tuvieran un contenido en THC de hasta un 24 por ciento. Comenzó su prueba con las puntas de los cogollos de la planta más pequeña. Justo después de la primera calada, percibió un flipante subidón mental tipo sativa que le produjo una ráfaga de euforia o, en sus palabras, "una especie de amanecer interior".

Tras una calada, comienzas a ver tu amanecer interior.

Sin embargo, tras unas cuantas explosiones de humo, notó que los párpados se le volvían pesados, ​​y pronto quedó encerrado en una visión de túnel. A su vez, el tono muscular de todo su cuerpo disminuía, de modo que era más evidente que los cannabinoides de la OG Kush en su sangre habían cambiado a su famoso efecto de relajación profunda. Lo que hizo que el Sr. Power-Plantador se sintiera tremendamente colocado, con la cabeza envuelta en grandes nubes de algodón mental. Así escapó de las cargas de la vida cotidiana y, al cabo de un tiempo, entró en el reino del sueño, la resistencia era inútil.

Pasadas unas horas se despertó sintiéndose recuperado y se preparó su segundo porro de OG Kush, esta vez lleno con los segundos brotes. Y ¡pam! El golpe del martillo indica OG fue brutal, invadiendo instantáneamente su cabeza, produciéndole una sensación fuertemente narcótica que de hecho se percibía como una especie de trance. El Sr. Power-Planter estaba ridículamente drogado de nuevo, pero aun así trató de ver en la televisión la película "Misión Imposible". Pero nomen est omen... fue incapaz de seguir el hilo de la historia por lo que decidió ponerse los cascos en su lugar, ahondando en los sonidos esféricos del dub reggae. Esto se convirtió en un viaje interior casi espiritual que duró horas y que hizo que se sintiese como un cuerpo incorpóreo, como si le hubiesen iluminado.

"Guau, ha sido un viaje absolutamente increíble, hasta ahora he encontrado muy pocas cepas que puedan competir con la potencia de la OG Kush. Estoy totalmente seguro de que el contenido de THC de estos cogollos claramente supera el 20 por ciento", comentó entusiasmado el Sr. Power-Planter, cautivado también por el aroma pesado y aceitoso de la OG Kush que le proporcionó una experiencia de sabor de larga duración y con un fuerte regusto: "Después de haber fumado el OG, parecía como si toneladas de moléculas de aroma se hubiesen concentrado en mi boca. Pero esa pesadez aceitosa se refrescaba con una delicada rodaja de limón que hizo de la OG Kush una verdadera ganja gourmet ", afirmó y llegó a la conclusión de que "ahora sé por qué la mitad de los EE.UU. está loco por esta hierba increíble, la fama de la OG Kush está basada en buenas razones. Además es seguro que en el futuro, esta variedad todopoderosa tendrá muy buenas posibilidades en el juego de tronos del cannabis. "

Datos de cultivo

  •  Genética: OG Kush (ChemDawg x = 75% sativa, 25% indica)
  • Fase vegetativa: en este caso, cuatro semanas
  • Fase de floración: en este caso, 54, 56 y 58 días, 55 días en general
  • Medio: Plagron Growmix, macetas de 11 litros
  • pH: 6.5-6.8
  • EC: máx. 1.6 mS
  • Luz: ca. 500 W HPS/m2
  • Temperatura: día: 26-28°C / noche: 18-20°C
  • Humedad ambiental: 60% (fase vegetativa), 40% (fase de floración)
  • Riego: Manual
  • Fertilización: HeSi TNT-Complex, HeSi Blüte-Complex, HeSi Phosphor Plus desde la 4ª semana de floración
  • Aditivos/estimulantes: HeSi SuperVit, HeSi Wurzel-Complex
  • Altura: 73, 110 y 119 cm
  • Rendimiento: 211 g

OG Kush

OG Kush

Semillas Feminizadas

13/01/2017

Comentarios de nuestros lectores

Aún no hay comentarios. ¿Quieres ser el primero?

¡Deja un comentario!

Contacto

x
Contacta con nosotros