nematodos planta cannabis

Nematodos en la planta de cannabis: cómo prevenir su aparición y erradicarlos (y cómo usarlos sabiamente)

  • Son pequeños y una de las plagas menos conocidas de los cultivos de marihuana, a pesar de que pueden estar presentes en otras plantaciones e, incluso, en animales. Los nematodos atacan a las raíces de las plantas y ralentizan su crecimiento, llegando incluso a matarlas.
  • El uso de insecticidas y pesticidas, así como renovar el sustrato, puede ayudar a eliminarlos. Pero, irónicamente, también existen nematodos buenos que benefician al cannabis. Nunca unos gusanos estuvieron tan vinculados a tu planta favorita.
nematodos planta cannabis

Su aspecto vermiforme te puede recordar a las tenias. Sin embargo, no se alojan en el estómago, si bien tampoco son muy amigables precisamente. Los nematodos son otra de las plagas que puede afectar a tu cosecha de cannabis y que pueden provocarte más de un disgusto. 

Los nematodos se conocen vulgarmente como gusanos redondos debido a la forma de su cuerpo en un corte transversal. De las 25.000 especies registradas, el 50 % actúan como parásitos en plantas, insectos u otros animales. Pueden presentar distintos tamaños, desde 0,2 milímetros hasta los 8 metros, como la 'Placentonema gigantissima', que vive en la placenta de las hembras de cachalote. Sin embargo, la mayoría suelen rondar los 2,5 milímetros lo que los convierte en difíciles de detectar para el ojo humano. Se alimentan de hongos, bacterias y otros organismos que se encuentren en el suelo. Y lo que es peor aún: de las células vegetales. Curiosamente, en ocasiones pueden ser organismos beneficiosos y otras no tanto. Es más, los beneficiosos pueden matar a otras plagas de las plantas, como los trips o las larvas.

Hay varias especies de nematodos 'malos', que pueden atacar algunas partes de los vegetales, como los bulbos o los tallos. Los nematodos que más nos deben preocupar a nosotros son los que atacan a las raíces de la marihuana y a las de otras plantas, como las de cereal. Las hinchan o las atrofian de forma que no pueden desarrollarse, dándoles además una textura más rugosa. A veces, incluso las matan por completo. Si no lo hacen, como mínimo ralentizan su crecimiento o el rendimiento y provocan que se marchiten las hojas. Esto hace que muchos cultivadores piensen que su plantación tiene un problema de nutrientes o de hidratación y se preocupan aún más cuando aplican los remedios para estos problemas y todo sigue igual. A diferencia de otras plagas, la de nematodos es más difícil de controlar.

Aunque son varias las clases de nematodos que atacan a las raíces, también hay una que ataca al tallo: la 'Ditylenchus dipsaci'. Los síntomas se pueden observar en tallos, ramas y pecíolos (la parte de la hoja por la que esta se une al tallo): todos ellos se hinchan y muestran signos de clorosis, una enfermedad que consiste en el amarillamiento de las partes verdes. Más tarde, los tallos se retuercen y deforman. 

Cómo actuar

Para evitar que estos pequeños gusanos lleguen, hay que prevenir con algún tipo de producto. Existen fungicidas e insecticidas que nos pueden ayudar a ello y que además sirven para otro tipo de plagas. Productos como Laotta o Skunk Neem son eficaces para los nematodos pero también para los ácaros, el pulgón o la mosca blanca. Ambos se aplican vía foliar, diluidos en agua. En general, los productos con aceite de neem, mezclados con el sustrato, pueden ayudar a su erradicación. Otra opción es Trichonema Prot-L, que además ayuda a germinar las plantas y a reactivar el suelo.

También se puede tirar de bacterias, como la 'Pasteuria Penetrans', que impide el desarrollo de los gusanos. Las bacterias generan fermentos que destruyen los huevos o que matan a las larvas en sus primeros estadios de vida. Incluso, nos podemos servir de hongos: el 'Arthrobotrys oligospora' y el 'Entomophthora gypsophila' son capaces de destruir a los nematodos una vez que ya están desarrollados. Mientras tanto, los del género 'Verticillium' pueden destruir huevos o a las hembras.

Si hemos notado que nuestras raíces tienen ya una plaga de nematodos, no nos quedará otro remedio que cambiar el sustrato y empezar de cero con uno nuevo, en el que podremos seguir los consejos para evitar que aparezca. Así, otra medida para impedir la aparición de la plaga es emular a los viejos agricultores y tirar de algo parecido al barbecho: en suelos donde los cultivos rotan o la tierra se renueva es más difícil que aparezcan. Esto se debe tener en cuenta para cultivos en exterior. Si vamos a cultivar en interior, lo ideal es que cambiemos todo el sustrato con cada nueva plantación.

Además, hay que tener en cuenta el agua del cultivo. Los nematodos suelen vivir en las finas películas de agua que se puedan encontrar en la tierra, así que habría que evitar cualquier tipo de agua estancada. El agua es, además, el medio por el que se mueven. Igualmente, habrá que remover la tierra: se encuentran muy a gusto en texturas arenosas o muy porosas. 

Los nematodos beneficiosos

Como ya hemos dicho, también hay nematodos beneficiosos, que pueden servir para mejorar tu plantación de marihuana. Comercialmente se presentan en una esponja o cualquier otro tipo de recipiente poroso; y deben estar refrigerados hasta el momento de su uso. Cuando llegue ese momento, se echan en agua templada, con o sin fertilizante. Luego, esa mezcla se rocía por la tierra. Se deben echar muy pocos nematodos en el agua, ya que se reproducen en abundancia una vez allí. Cuando están extendidos por toda la superficie, ellos hacen su trabajo: se multiplican y consumen las larvas, los hongos, esporas… Los nematodos se pueden echar cuantas veces queramos, pero con una o dos veces al mes será suficiente. 

Un ejemplo de nematodo beneficioso para otras plagas de la planta de marihuana es el 'Steinernema feltiae'. En concreto, podemos usarlo para combatir la mosca del sustrato, localizable en la base de las plantas y cerca de ambientes húmedos.

Y si esto puede parecer irónico, aún hay más. El cannabis, una vez cultivado, puede ayudar a erradicar algunos nematodos. Por ejemplo, los preparados de marihuana se pueden usar como repelente y pesticida contra los nematodos que afectan a plantas como la patata o la soja. Por otra parte, según estudios realizados en Uganda, la planta actúa de alguna forma contra el 'Ascaris suum', un nematodo intestinal que afecta a seres humanos y cerdos. También es conocido el caso de los aka, un pueblo pigmeo de cazadores y recolectores que viven en la cuenca del río Congo. 

Recientemente, investigadores de la Universidad Estatal de Washington han estudiado cómo sus gentes consumen cannabis como una forma de prevenir los parásitos intestinales. Después de entrevistar a 400 de sus miembros adultos y de hacer análisis para cuantificar la presencia de THC en la sangre, descubrieron que el 70 % de los hombres y el 6 % de las mujeres consumían habitualmente. Sus hallazgos determinaron que los akas se han habituado al cannabis al darse cuenta de que quienes más fuman menos se infectan con los parásitos. 

En definitiva, los nematodos son muy peligrosos, pero hay determinadas clases que pueden ayudarte a mejorar tu plantación. Conocerlos, tanto para lo bueno como para lo malo, te ayudará a obtener el mejor resultado en forma de cogollos. Nunca unos gusanos dieron tanto juego. 

07/12/2016

Comentarios de nuestros lectores

1 comentario
5 sobre 5 (basada en 1 comentario de usuario)
¡Deja un comentario!
  1. 5 sobre 5
    Excelente artículo,kashka en todos sus escritos, muy cuidadosa, gracias.

Contacto

x
Contacta con nosotros