plagas comunes cultivo cannabis

Las plagas más comunes que pueden atacar tu planta de marihuana

  • Desde la mosca minadora a su ‘hermana’ la blanca, pasando por otras como el pulgón o la oruga.
  • Si te dedicas o te vas a dedicar al autocultivo de cannabis, es importante que conozcas bien cuáles son las plagas más comunes de la marihuana, cómo prevenirlas y cómo combatirlas. 
  • Hablamos de insectos que actúan con rapidez en la materia vegetal del cannabis y hacen el máximo daño posible.
  • Afortunadamente, si se les pilla a tiempo, siempre hay remedio: depredadores como la mariquita o incluso insecticidas caseros están entre las soluciones. Aquí tienes, las plagas más comunes del cannabis.
plagas comunes cultivo cannabis

Mosca blanca, orugas, pulgón… Si eres cultivador de cannabis, probablemente hayas oído hablar más de una vez de estos insectos, y no precisamente por muy buenas razones. Existen muchas plagas que ponen en peligro el cultivo de marihuana. Para hacerles frente, lo mejor es la prevención, estar atentos a los síntomas y, sobre todo, saber cómo erradicarlas a tiempo. Con los consejos que te vamos a dar podrás identificar todas ellas con facilidad y hacerles frente.

Mosca minadora

Quizá sea la plaga más selectiva, ya que no ataca de la misma manera a todas las variedades de marihuana. Unas dos semanas después de depositar los huevos en el interior de las hojas, las larvas comienzan a 'excavar' sus túneles: es el primer aviso visible de que hay que actuar contra ellas.

Síntomas

Una especie de líneas marrones que se pueden ver en las hojas cuando las larvas están haciendo sus particulares túneles o minas, comiéndose el material vegetal que se encuentran a su paso. También es posible encontrar pequeñas perforaciones, que realizan las moscas adultas.

Tratamiento 

Es poco probable que aparezca en interior, aunque si la hoja no está muy dañada podemos seguir la vía hasta retirar la larva con las uñas (está 'atrapada' dentro de la hoja). En exterior, podemos optar por insecticidas como Spinosad, que debe usarse con precaución y siempre y cuando no haya abejas cerca. Para deshacernos de los ejemplares adultos, que pueden seguir depositando huevos, nada como unas tiras adhesivas por todo el cultivo, a fin de que queden pegados.

Araña roja

Este diminuto insecto, que suele aparecer con mucha humedad y en el cultivo de interior, chupa la savia de las hojas y acaba con la vida de la planta de marihuana en un corto periodo de tiempo: una araña adulta puede llegar a hacer un millón de mordiscos en menos de un mes. Si se juntan varias, en una noche pueden acabar con toda una plantación.

Síntomas

Las manchas blancas en las hojas son la marca que deja la araña al succionar la savia. También se pueden ver motas negras o amarillas en ambas caras. A veces no se perciben y otras se confunden con falta de nutrientes. Hay quien confunde las propias arañas, que miden apenas unos milímetros y tienen un color que va del marrón al rojo anaranjado, con otras manchas; por ello, mejor si se tiene a mano una lupa. En ocasiones también dejan una especie de tela sobre las hojas.

Tratamiento

El espacio debe estar bien limpio y ventilado. La araña roja se desarrolla en ambientes secos y se reproduce a gran velocidad si la temperatura supera los 27 grados. Por tanto, mantén una temperatura adecuada que no supere los 25 grados y una humedad relativa del 55-60%. Una vez detectadas las hojas o plantas afectadas se pueden limpiar estas con una mezcla de alcohol y agua, aplicada con un atomizador, y en la que el agua esté presente en al menos un 40 % para no dañar las hojas.

En el mercado existen diferentes productos para combatir la araña roja. El aceite de Neem, el jabón potásico o el aceite de pelitre son opciones muy buenas. Otra posibilidad es Ecotenona, del que se diluyen 2 mililitros en cada litro de agua: se aplica en las hojas para penetrar en el sistema nervioso de la araña cuando esta se alimenta. Ante la duda de si han resistido huevos o adultos, hay que usar un producto diferente.

Orugas

Las orugas necesitan de vegetación para formar la crisálida, así que pueden arruinar nuestra plantación en menos que canta un gallo, porque son muy rápidas cuando se trata de comer. Así que cuando la oruga ya se ha instalado en tu cultivo de marihuana, es importante que actúes lo antes posible.

Síntomas

Si ves en las hojas unos huevos muy pequeños de color amarillo o con apariencia traslúcida (sobre todo en el reverso), así como una especie de minúsculos excrementos de color negro, asústate, ya que son dos de los síntomas más claros. También, marcas de dientes en las hojas. Asimismo, es posible que te encuentres cogollos podridos: la oruga es capaz de penetrar en su interior.

Tratamiento

Una vez detectadas, las orugas se pueden retirar con las manos. Lo ideal es combinar esto con un insecticida fabricado con una infusión de pimiento y ajo. Otra opción es introducir las avispas del género Trichogramma (muy usadas para controlar plagas) o la 'Podisus maculiventris', o bien un tratamiento biológico con 'Bacillus thuringiensis'. Cuando la planta comience a secarse, hay que colocarla boca abajo para comprobar que no quedan restos, porque las crisálidas podrían quedarse por el cuarto y repetir su acción en el próximo cultivo.

Trip

Un verdadero quebradero de cabeza, sobre todo si las plantas proceden de esquejes. Este diminuto insecto hace movimientos muy rápidos, así que debes actuar con celeridad para que no cause muchos daños. Pulverizar de vez en cuando con aceite de Neem o jabón potásico puede ser preventivo, pero si ya ha hecho de las suyas no queda otra que ponerse manos a la obra.

Síntomas

Desplegar tiras amarillas pegajosas a lo largo del cultivo es una buena forma de saber si hay una plaga de trip, ya que algún insecto quedará pegado a ella. También lo descubrirás si ves marcas plateadas en la superficie de las hojas, acompañadas en ocasiones de puntos, que resultan ser las heces. Otro indicativo son las hojas quebradizas, debido a que el trip chupa la clorofila hasta hartarse.

Tratamiento

De nuevo, pulverizar con jabón potásico o aceite de Neem será de utilidad para erradicar la plaga, siempre y cuando no haya comenzado el proceso de floración. En caso de que ya haya empezado, mejor si incluimos especies depredadoras, como las avispas o los orius. A estas especies no les sienta mal el hongo 'Verticillium lecanii' que los productos biológicos para el control del trip suelen contener, así que se pueden combinar.

Mosca blanca

La mosca blanca es otra vieja conocida de los cultivadores de marihuana, que chupa la savia de las hojas hasta debilitar las plantas. Es muy común, pero no es de las más letales.

Síntomas

El primero de los síntomas es muy claro: si agitas las plantas y ves moscas volar, son de las blancas. También podemos ver hojas amarillentas por la clorosis al chupar la savia, la melaza que estos insectos secretan o incluso un polvo blanquecino en el envés. 

Tratamiento

Una vez descubierta la plaga (hay métodos preventivos como plantar cultivos ahuyentadores como la albahaca), se pueden introducir la avispa 'Encarsia formosa' o el 'Macrolophus caliginosus' (una especie de chinche). Otra opción es atraer a las moscas con tiras de color amarillo o fumigar con aceite de Neem o jabón potásico; estas soluciones se tienen que pulverizar cada cinco o seis días hasta eliminar la mosca.

Pulgón

Otra plaga muy rápida, tanto para reproducirse (de 30 a 100 larvas al día) como para saltar de una planta a otra. Al igual que la araña roja, se alimenta de la savia de las hojas. Más presentes en la primavera, habrá que aprovechar el tiempo una vez detectado.

Síntomas

Hojas amarillas y secas, colonias debajo de las hojas o los tallos y una especie de melaza que segregan son algunos de los síntomas que encenderán todas las alarmas. Por si esto fuera poco, la melaza atrae a las hormigas, por lo que sospecha cuando comiences a verlas.

Tratamiento

Además de cambiarse de ropa antes de entrar en el lugar de cultivo, por si llevamos el pulgón desde fuera, una vez que se detecta la plaga hay varias opciones: se pueden eliminar manualmente, aplastándolos, ya que apenas se mueven. También, se pueden introducir depredadores como larvas de crisopas, que se alimentan de ellos; libera una veintena por planta y repite cada mes. Otras opciones son la avispa parasitaria, las mariquitas (para cultivos en exterior) o el hongo 'Verticillium lecanii'. Por último, se pueden fumigar las plantas con pelitre dos o tres veces, con descansos de cinco a diez días.

Irónicamente, el exceso de fertilizantes puede provocar la aparición del pulgón, así que habrá que usarlos con cuidado. También hay que regular el ambiente, ya que un área seca ayuda a su propagación. Además, cuando se detecten hojas en descomposición, hay que retirarlas.

Cochinilla

Y terminamos con otra plaga que les sonará hasta a aquellos que no cultivan cannabis: la cochinilla. Tanto en interior como en exterior puede actuar de manera silenciosa. Y lo que es peor: son pequeñas (por lo tanto, difíciles de detectar) y resistentes a algunos insecticidas. Y si llegan a las raíces de la planta, el problema se agravará. Por no hablar de sus excrementos, que contienen un hongo (el llamado negrilla) que destruye el material vegetal.

Síntomas

Las reconocerás por su color marrón o blanco y una especie de pelusa blanca. Comienzan a aparecer en los tallos, para luego distribuirse por toda la planta. Si hay cerca plantas como cactus, rosales u olivos habrá que extremar las precauciones. Y al igual que con el pulgón, las hormigas son otro indicativo de su presencia.

Tratamiento

Hay que revisar las plantas, tanto del cannabis como otras cercanas, para comprobar que no existe la plaga. Una vez detectada, se elimina con facilidad aplicando una mezcla al 50 % de alcohol y agua mediante toques de algodón. En caso de que alguna parte de la planta esté muy dañada, lo mejor será retirarla. 

Mosca del sustrato

Este insecto, cuyo nombre científico es Sciridae (esciáridas), se conoce como mosca del sustrato, mosca negra, o mosca del mantillo. Tiene un tamaño aproximadamente de unos 4-5 mm y durante su ciclo vital pasa por diferentes fases: cuando es una larva vive en el sustrato, después hace la metamorfosis y emerge a la superficie convertida en mosca alada.

Síntomas

Este insecto prefiere los ambientes húmedos y suele situarse en la base de las plantas, es ahí donde debes buscarlo. Estas son las señales que te indicarán que tus plantas de cannabis se han infectado con mosca del sustrato:

  • Observa si algunos individuos se quedan pegados en las tiras atrapa-insectos (son unas bandas adhesivas de color amarillo que debes colocar en tu cultivo)
  • Otro de los primeros síntomas y el más evidente es que podrás ver algunas de ellas volando cerca de las plantas

Tratamiento

Si esta plaga se ha instalado en tu cultivo de marihuana, estos son algunos de los remedios que pueden ayudarte a eliminarla.

  • Productos que contengan B.thuringiensis (Bt) o Bacilus thurgiensis Israelensis (Bti) que son unas bacterias que habitan en el suelo y se usan como alternativa biológica a los plaguicidas convencionales
  • Harina de Neem: muy eficaz contra las plagas que se desarrollan en el sustrato.
  • Introduce especies depredadoras en el sustrato: Hypoaspis geolalepumites y el nematodo Steinernema feltiae.

Nematodos

Los nematodos se conocen vulgarmente como gusanos redondos debido a la forma de su cuerpo. De las 25.000 especies registradas, el 50 % actúan como parásitos en plantas, insectos u otros animales. A pesar de que hay algunas especies de Nematodos que pueden ser beneficiosas para tus plantas de marihuana, existen otras "malas", que atacan sin piedad haciendo que la planta se resienta e incluso muera.

Síntomas

  • Ralentización del crecimiento
  • Clorosis en las hojas
  • Disminución del vigor general a causa de la falta de fluidos, la planta se marchita

Tratamiento

  • Limpieza: cambia el sustrato por uno nuevo y esterilizado
  • Aplica productos eficaces contra los nematodos como Laotta o Skunk Neem.
  • Los productos con aceite de Neem mezclados con el sustrato pueden ayudarte a combatir los nematodos.
  • Trichonema Prot-L, un producto biológico eficaz contra esta plaga que además ayuda a germinar las plantas y a reactivar el suelo

Babosas y caracoles

Los caracoles y las babosas tienen un cuerpo viscoso, blando y resbaladizo de entre 1 y 9 cm de largo, que en el caso de los primeros va acompañado de un caparazón circular en el que el molusco vive. Se desplazan lentamente y a su paso dejan un rastro de mucus transparente y brillante muy reconocible. Esta plaga, que por lo general se presenta en los cultivos de exterior y puede ser muy peligrosa para tus plantas de marihuana pues resulta que estos pequeños invitados tienen un hambre voraz capaz de causar serios problemas en tu cultivo.

Síntomas

  • Mordidas en las hojas, en ocasiones en forma de telaraña.
  • Aparición de un rastro de mucus plateado.

Tratamiento

  • Construye una barrera: coloca una capa de cal, tierra diatomácea o arena salada de playa bordeando tu cultivo.
  • Pon cebos: haz un pequeño agujero en el suelo y coloca dentro de él un bol o recipiente con una mezcla de mermelada y cerveza. Los atraerá fatalmente.
  • Utiliza la babosa depredadora Ruminia decollata como medida de control biológico.
  • Elimínalos manualmente: hazlo en horario nocturno, que es cuando salen de sus escondites para alimentarse. Ayúdate de una linterna.

16/11/2016

Comentarios de nuestros lectores

Aún no hay comentarios. ¿Quieres ser el primero?

¡Deja un comentario!

Contacto

x
Contacta con nosotros