El lavado de las plantas de marihuana

  • Durante las últimas semanas de floración, a medida que se acerca la tan esperada cosecha, el entusiasmo del cultivador se acrecienta ya que en breve recogerá la recompensa por el trabajo realizado.
  • A menudo, durante esta fase, el cultivador contempla con emoción sus magníficas plantas, repletas de deliciosas y densas flores, pensando que la parte más importante de su trabajo ya está hecha. Pero la fase previa a la cosecha es también determinante y afecta directamente a la calidad del producto final: se trata del lavado de las plantas de marihuana para eliminar los restos de fertilizantes presentes en los tejidos de la planta, en las raíces y en el sustrato.
  • En este post te explicamos cómo se realiza el lavado de las plantas de marihuana, siempre con el objetivo de mejorar la calidad de la cosecha.

¿Para qué sirve el lavado de las plantas de marihuana?

El uso de fertilizantes es necesario para que las plantas de marihuana se desarrollen sin problemas, tanto en su fase de crecimiento como en su fase de floración. Gracias a ellos la estructura vegetativa crece fuerte y sana, y, luego, en la fase de floración, es capaz de mostrar todo su potencial y de ofrecer flores suculentas, densas y aromáticas. Pero cuando se acerca la cosecha, unas 3 semanas antes o, como mínimo 2, es necesario realizar el "flushing" o lavado de las plantas para eliminar los restos.

El lavado de la planta de marihuana consiste en la eliminación de los residuos de fertilizantes presentes en los tejidos de la planta, el sustrato y las raíces. Esta tarea es capital para que el producto final sea sano para el consumo y para que su aroma, su sabor y su efecto sean puros y de la mejor calidad.

Es importante no descuidar esta fase ya que, si no se realiza correctamente, los residuos de sales minerales procedentes de los abonos utilizados durante el cultivo quedarán fijados en las flores en mayor o menor medida.

Si no se realiza el lavado, la hierba puede tener un sabor desagradable y al consumirla se puede sentir una sensación de irritación en la garganta, lo que indica cierta toxicidad y que todavía quedan restos de fertilizantes.

Además, el aroma de las flores frescas no es muy agradable; a menudo huele a abono, parecido al olor que se desprende al abrir una botella de fertilizante o al de una casa cuando ha estado cerrada durante mucho tiempo. En cualquier caso, las cualidades de la hierba se ven alteradas de forma general y, si este trabajo no se lleva a cabo con seriedad, el esfuerzo realizado durante el cultivo podría echarse a perder.

 

¿Cómo realizar el lavado de las plantas de marihuana?

Todas las plantas de marihuana se pueden lavar siguiendo el mismo método. Da igual que el cultivo sea de híbridos con dominancia Indica o Sativa, autoflorecientes, "Quick" o ricos en CBD. Para realizar una limpieza en profundidad es conveniente aplicar 2 técnicas complementarias; el lavado del sustrato y el lavado mediante riego.

Lavado del sustrato:

En esta primera fase hay que realizar el lavado del sustrato para eliminar las sales minerales que se hayan podido acumular durante el cultivo de la planta. Hay que llevarlo a cabo como mínimo 3 semanas antes de que finalice la fase de floración, y para poder realizarlo de forma óptima es necesario colocar las plantas en una ducha o bañera y aplicar agua directamente en el sustrato durante unos 25-30 minutos.

Solo hay que mantener el pomo de la ducha encima de la maceta, interrumpiendo el paso del agua, de forma breve y sucesiva, para que el agua escurra poco a poco y el sustrato se limpie de forma eficaz y progresiva. Al principio el agua saldrá bastante oscura pero se irá aclarando a medida que el sustrato se vaya limpiando. Al final, el agua tendría que salir prácticamente limpia.

Para asegurarnos de que estamos haciendo lo correcto es conveniente realizar mediciones del EC del agua que escurre la maceta, al principio y al final del proceso. De esta forma, además de guiarnos por el color del agua, tendremos datos concretos. El nivel de EC, que normalmente es bastante alto al principio, debería bajar drásticamente al final. La medición del EC nos ayuda a verificar si el proceso se ha llevado a cabo correctamente y a ser conscientes de los niveles de residuos que hubiésemos metido en nuestro organismo si hubiésemos consumido los cogollos sin un lavado previo de la planta.

Si se quiere alcanzar un grado de aclarado máximo, se puede volver a realizar el mismo proceso una semana más tarde, pero reduciendo el tiempo de aclarado a 15-20 minutos, tiempo suficiente para evacuar la cantidad de residuos restantes. De esta forma, el lavado garantiza un producto final sano y limpio de impurezas.

Lavado mediante riego:

Se trata del método más conocido y más utilizado por los cannabicultores.

No es una buena señal que tus plantas estén de color verde oscuro en el momento de la cosecha, si es así significa que todavía contienen restos de fertilizantes.

Para realizar el lavado mediante riego hay que regar las plantas generosamente, durante las 2 o 3 últimas semanas, con agua limpia que contenga un pH de 6,5. También se pueden añadir al agua enzimas, una o dos veces por semana, para que las sales minerales que están en los tejidos de la planta y en las raíces se disuelvan con mayor rapidez.

Tres semanas de lavado son suficientes para eliminar los residuos minerales de la planta y para que el producto final quede totalmente libre de impurezas. Si optas por un periodo de lavado de tan solo 2 semanas, la hierba estará limpia pero es posible que contenga una pequeña cantidad de residuos de sales minerales.

En la senectud, la última fase de maduración de las flores antes de la cosecha, hay que tener en cuenta que las plantas pierden su intenso color verde y amarillean considerablemente a medida que transcurren las últimas semanas. Es un signo muy positivo que indica que las cosas marchan como es debido y que los tejidos de la planta se liberan y asimilan de forma eficaz los nutrientes y las sales minerales.

Esperamos que estos consejos te ayuden a mejorar la calidad final y general de tu cosecha y a que sea más sana.

Y llegados a este punto, ya solo nos queda desearte un buen cultivo.

17/01/2019

Comentarios de nuestros lectores

2 comentarios
5 sobre 5 (basada en 2 comentarios de usuarios)
¡Deja un comentario!

Leer comentarios en otros idiomas:

Contacto

x
Contacta con nosotros