¿Cómo ha afectado la ilegalidad a los niveles de CBD de la marihuana?

  • Durante décadas la marihuana ha sido una planta perseguida y demonizada por muchos, clasificada como droga de nivel I en Estados Unidos, y como sustancia psicoactiva ilegal a nivel internacional.
  • Todos los híbridos legendarios que hoy en día son los pilares de la industria cannábica se desarrollaron bajo este contexto de ilegalidad, un marco que ha determinado las características de las variedades que hoy en día conocemos.
  • En este post te explicamos como la ilegalidad de la marihuana afectó a los niveles de CBD de las genéticas cannábicas.

Los Orígines: Las Landraces

¿Nunca os habéis preguntado cómo era la hierba que se fumaba en los años 60-70? Os podemos asegurar que el cannabis que se consumía entonces no tiene nada que ver con el que conocemos hoy en día. Las variedades de entonces, las llamadas Landrace como Santa Marta Gold o Punto Rojo, eran muy diferentes en cuanto a potencia, aroma y morfología. ¿Por qué? Muy sencillo, estas variedades eran genéticas que habían sido moldeadas a groso modo por agricultores locales de las regiones donde el cultivo del cannabis se había practicado de forma tradicional durante cientos de años.

Variedades con una amplia piscina genética y con que no habían pasado por los procesos de breeding que hoy en día conocemos para potenciar una u otra característica.

Landraces y CBD: ¿Cómo era el perfil de cannabinoides de las variedades originales?

Hoy en día es difícil encontrar aquellas variedades que fueron apodadas como "Hairlooms" por los cultivadores y breeders de la época y que en realidad se refieren a lo que conocemos como variedades Landrace. Los híbridos cannábicos son, en realidad, cruces entre estas variedades originales a los que se les somete a un proceso de selección para potenciar ciertas cualidades que el mercado demanda como aroma, potencia y ciertas caracteristicas que facilitan su cultivo (periodo de floración corto o resistencia a plagas y hongos).

Se conoce que los niveles de cannabinoides de las Landrace eran inferiores a los que encontramos hoy en día en variedades con potencia de altos vuelos como Remo Chemo o Ocean Grown Cookies. Las variedades que fumaban los hippies en los 70 contenían alrededor de un 4-5 % de THC y sus niveles de CBD variaban según su región de origen, a grandes rasgos se podían clasificar en tres grupos:

  • Landrace tipo 1: altos niveles de THC y bajos de CBD
  • Landrace tipo 2: se podrían considerar dentro de lo que hoy en día conocemos como ratio THC/CBD 1:1. Es decir, tenían unos niveles similares de los dos cannabinoides que normalmente rondaban el 4% o 5%.
  • Landrace tipo 3: ratio 1:2, altos niveles de CBD y bajos de THC

 

A nivel de potencia, la marihuana que se consumía antes de la revolución de los híbridos producía un efecto más suave y llevadero no solo por tener un porcentaje cuatro veces inferior al de la mayoría de híbridos, sino también por el efecto moderador que produce el CBD.

Ilegalidad y breeding: cuando nos obsesionamos con aumentar la potencia

Desde que el cannabis fue clasificado como droga de nivel I en Estados Unidos por el gobierno federal (a la altura de otras drogas como la heroína), el NCNPR (Natural Center for Natural Projects Research), en la Universidad de Mississippi, se ha dedicado a analizar muestras del cannabis que ha ido circulando en el mercado negro durante estos años. Los resultados hablan por sí solos: el nivel de THC de las variedades que se consumen hoy en día, respecto al de las Landraces que se fumaban en los 70, ha aumentado en un 57-67%.

¿Por qué? La respuesta más evidente sería que cuanto más THC mayor efecto psicoactivo, y damos por supuesto que eso es lo que busca todo consumidor de cannabis. En realidad hay parte de verdad en esto pero con algunos matices muy importantes. También es cierto que no todos las personas que consumen marihuana buscan un efecto demoledor, por ello en los últimos años, las variedades ricas en CBD con un efecto más sostenible se han hecho tan populares.

Pero volvamos a la década de los 70. Uno de los factores que hizo que los procesos de breeding se enfocaran en aumentar los niveles de THC fue precisamente el hecho de que la marihuana fuera una sustancia ilegal. Hay que entender que por aquel entonces (y aún sigue siendo así hoy en día en muchos países), cultivar o vender marihuana podía significar la pena de prisión. El riesgo era alto y por tanto el precio del producto en el mercado negro era muy elevado para "compensar" ese riesgo.

A su vez, el cliente que tenía que desembolsar esa cantidad de dinero buscaba sacarle el mayor partido posible, la idea era, por decirlo de una manera sencilla "si pago cara esta hierba, quiero que sea lo más potente posible". Por eso los breeders se obsesionaron en aumentar los niveles de THC al máximo, dejando de lado en esos procesos de breeding otros cannabinoides como por ejemplo el CBD.

Como hemos comentado antes, se podría decir que había tres tipos de Landrace en cuanto a niveles de CBD se refiere, y entendemos que la tendencia de los procesos de selección de las últimas décadas fue elegir aquellos ejemplares que mostraban mayor nivel de THC, que normalmente eran también los que menor cantidad de CBD contenían en su composición.

La Skunk y la revolución de los híbridos: variedades demoledoras

La Skunk fue el primer híbrido de marihuana estable y se creó a partir de un exhaustivo proceso de breeding que tuvo lugar en California en los años 70. Una genética con de alta potencia con unas características que facilitaban muchísimo su cultivo y que cambiaron las reglas del juego. A partir de entonces, y gracias al marco legal holandés de los años 80, se pudieron desarrollar híbridos de cannabis que sentarían los pilares de la industria cannábica tal como la conocemos hoy en día.

Legendarias cepas como Original Amnesia, Original Haze, Cheese, entre otras, que destacaban por su alto contenido de THC y con niveles prácticamente inexistentes de CBD.

Desde Ámsterdam hacia el mundo: el aumento del consumo de cannabis

En los años 80 y 90, Los Países Bajos y en concreto la ciudad de Ámsterdam jugaron un papel muy importante en la historia de la marihuana. Allí se gestó la segunda revolución de los híbridos y el movimiento de los Coffee Shop hizo posible que turistas llegados de todo el planeta probaran esos ricos cogollos sinsemilla.

Poco a poco el consumo de cannabis se fue extendiendo en países occidentales, una sustancia relativamente "nueva" que se introdujo en sociedades que no tenían cultura tradicional de consumo de cannabis. El hecho de que la marihuana fuera ilegal forzó a los consumidores a acceder al mercado negro y con esto nos encontramos con un producto que no pasa por ningún control sanitario, de alta potencia y con público sin información sobre cómo usar la sustancia. Esto dio lugar, en algunos casos, a un consumo abusivo del cannabis.

Recordemos que el CBD es antogonista directo del THC, esto significa que ayuda a modular el efecto psicoactivo de este: el efecto se vuelve más sostenible y contraresta la taquicardia, la sensación de boca seca y la paranoia. Con el cannabidiol fuera de juego, estas variedades producen un efecto realmente potente. 

El CBD y su influencia en el ámbito medicinal y legal

Como te explicamos en otros artículos, el CBD salió a la luz gracias a su potencial para tratar un tipo de epilepsia refractaria llamada Síndrome de Dravet. Todo comenzó con el caso de una niña estadournidense llamada Charlotte Fiji que padecía esta enfermedad, y que a la edad de 5 años padecía unos 200 ataques epilépticos por semana, uno cada dos horas aproximadamente. La frecuencia de los ataques era tan elevada que la niña se encontraba en un estado prácticamente catatónico.

 

Sus padres, desesperados al ver que ningún tratamiento convencional surtía efecto, decidieron probar con el cannabis, concretamente con una variedad que más tarde fue apodada Charlotte's Web en honor a la niña y que era rica en CBD. La mejora fue impresionante, Charlotte pasó de 200 ataques a la semana a tan solo uno.

La noticia saltó a los medios de comunicación y la comunidad científica y médica se volcó en estudiar el potencial de este cannabinoide. Sus propiedades medicinales, y el hecho de que no provoca efecto psicoactivo, han hecho que el CBD sea la puerta de acceso de la marihuana a la legalización en muchos Estados y países. Pero no solamente eso, el CBD ha cambiado también el panorama en la industria cannábica, pues hoy en día algunos bancos de semillas como Dinafem Seeds ya poseen catálogos enteros de variedades ricas en cannabidiol con diferentes ratios como OG Kush CBD, Bubba Kush CBD, e incluso las llamadas "Pure CBD", como por ejemplo la Dinamed CBD Plus, que son variedades con un alto contenido de CBD (hasta un 20%), con menos del 1% de THC.

La Ola reguladora del CBD: surgen nuevos modelos de consumo

Pero las variedades ricas en CBD no solamente han cambiado el panorama en el ámbito medicinal, también han aportado nuevas opciones de consumo de cannabis a nivel recreacional. Los híbridos con altos niveles de THC y nada de CBD tienen un efecto muy potente, y a veces su consumo resulta incompatible con el desarrollo de las actividades diarias. Si lo comparamos con el alcohol, estas cepas equivaldrían al whisky, ¿Tomarías un whisky antes de ir a la oficina a trabajar? Provablemente no. Sin embargo, una copa en un momento de relax, durante una fiesta, o simplemente en tu tiempo libre con amigos sí que tiene más sentido ¿Verdad? Al fin y al cabo, cada sustancia tiene "su momento", y el quid de la cuestión es saber hacer un uso responsable y adecuado de ellas.

Las variedades ricas en CBD nos devuelven en cierta manera ese "equilibrio" THC/CBD que poseían algunas de las Landrace. Son variedades que al hilo de la metáfora anterior equivaldrían a tomarse una cerveza, un efecto más sostenible y compatible con las actividades diarias que algunos usuarios prefieren en determinadas situaciones.

El abanico de posibilidades de consumo se amplia, y la progresiva ola reguladora que estamos viviendo en los últimos años hace que sea más fácil estudiar las distintas posibilidades que esta planta milenaria nos ofrece.

27/03/2019

Comentarios de nuestros lectores

Aún no hay comentarios. ¿Quieres ser el primero?

¡Deja un comentario!

Contacto

x
Contacta con nosotros