diferencias feminizadas autoflorecientes

Marihuana: diferencias entre semillas feminizadas y autoflorecientes

  • Si estás pensando en empezar a cultivar cannabis puede que te encuentres inmerso en un mar de dudas ¿Qué sistema de cultivo utilizo? ¿Qué tipo de semilla es mejor?
  • Las posibilidades son infinitas y la mejor opción siempre será aquella que se adapte de manera óptima a las condiciones de tu cultivo, hay que tener en cuenta el clima de tu zona, el espacio del que dispones y el objetivo que deseas alcanzar.
  • A  continuación, vamos a intentar despejarte algunas dudas explicando las diferencias entre las semillas de marihuana feminizadas y las semillas de marihuana autoflorecientes.
diferencias feminizadas autoflorecientes

Si lo que quieres es cultivar en exterior…

Feminizadas en outdoor

  1. Tienen un calendario más rígido: las feminizadas se rigen por el fotoperiodo, por tanto hay un tiempo máximo para plantarlas (generalmente en el hemisferio norte suele variar entre marzo y junio) y también para hacer la cosecha (generalmente en septiembre-octubre)
  2. El tamaño de este tipo de plantas de cannabis es más moldeable: como dispones de un periodo vegetativo ligado a la exposición solar, mientras los días sean largos, la planta crecerá, por tanto, siempre que no haya otros factores que determinen su crecimiento (tamaño de la maceta, plagas) cuanto más largo sea el tiempo que inviertas en el periodo vegetativo, más tamaño alcanzará tu planta.
  3. Podrás darle forma a la planta a través de la poda: dado que el periodo vegetativo puede alargarse durante meses podrás ir corrigiendo la forma de la planta y moldeándola a tu placer.
  4. Más producción: por lo general, una semilla de marihuana feminizada te dará una cantidad mayor de producción de flores que una autofloreciente.
  5. Más calidad: a pesar de que en los últimos años se ha mejorado muchísimo la calidad de las automáticas, los cogollos de una planta feminizada alcanzarán unos niveles superiores a los de las autos en cuanto a sabor y densidad.

Autoflorecientes en Outdoor

  1. Calendario flexible: dado que las plantas de marihuana automáticas no dependen del fotoperiodo para florecer, podrás hacer varias cosechas en un mismo lugar y temporada a lo largo de marzo-octubre.
  2. Despistan a los ladrones: la época de cosecha en exterior se ubica en los meses de septiembre-octubre, es entonces cuando los ladrones concentran sus esfuerzos para robar las plantas cargadas de cogollos. Como el calendario de las autoflorecientes es flexible, te permite cosechar en meses en los que los hurtos son menos frecuentes como junio, julio o agosto.
  3. Cosecha programable: los ciclos de las autoflorecientes son fijos, es decir, dado que no dependen de los ciclos de luz para realizar su desarrollo vital, puedes calcular para cuando estará lista tu cosecha. Normalmente estaremos hablando de periodos que oscilan entre los 60 y los 70 días, dependiendo de la variedad. De esta manera las semillas de marihuana auto te permiten programar tu cosecha de marihuana y por tanto saber con antelación cuándo tendrás tu despensa llena de suculentos cogollos.
  4. Contaminación lumínica: otra ventaja que ofrecen estas semillas es que no tendrás que preocuparte por la contaminación lumínica, es decir, no importa si durante la noche hay una farola encendida y la luz cae directamente sobre tu planta. Esto, en una planta de marihuana feminizada, si podría ser un problema, pues para realizar la floración correctamente necesitan 12 horas de absoluta oscuridad.
  5. Rapidez: los ciclos de las plantas de marihuana automáticas son claramente más cortos que los de las feminizadas, como hemos comentado antes, en unos 60-70 días ya tendrás tu planta lista para cosechar. Esto hace que haya un menor riesgo a sufrir plagas, pues el ciclo vital de la planta es más corto.
  6. Discreción: las plantas de marihuana autoflorecientes son ideales para aquellos cultivadores que buscan la discreción, dependiendo del tamaño de la maceta, podremos determinar el de la planta (cuánto más grande sea el tiesto mayor envergadura alcanzará la planta), de modo que esta es una opción perfecta para aquellos que deseen cultivar en balcón, por ejemplo.
  7. Sabor: por norma general, las autoflorecientes producen más materia foliar en los cogollos que las feminizadas, esto hace que el sabor de las autos sea un poco peor.
  8. Podas: no se recomienda aplicar ninguna técnica de poda con las autoflorecientes, pues no hay tiempo para que la planta se recupere y la poda pierde todo el sentido.
  9. Errores iniciales: pese a que las plantas automáticas son por lo general una buena opción para los cultivadores principiantes, tienen un pequeño inconveniente: un error se paga muy caro. Puesto que el ciclo de este tipo de plantas es muy corto no hay tiempo para que estas se recuperen. Por tanto, si cometes un error de principiante y tu planta se bloquea, lo más probable es que esto se refleje en tu cosecha.

Si lo que quieres es cultivar en interior…

Feminizadas en indoor

  1. Ciclos variables y programables: las plantas de marihuana feminizadas dependen del fotoperiodo para florecer. En la fase vegetativa (en la cual la planta solamente crece, no florece) las plantas de cannabis deben recibir idealmente 18 horas de luz, mientras mantengas tu cultivo con 18 horas de luz y 6 de oscuridad las plantas crecerán sin parar, en el momento que cambies el temporizador que controla las lámparas de tu cultivo a 12 horas de luz y 12 horas de oscuridad, comenzará el periodo de floración. Esto es una gran ventaja a la hora aplicar técnicas como el SCROG, pues podemos alargar la fase vegetativa tanto como queramos.
  2. Posibilidad de hacer madres: puesto que con las feminizadas puedes alargar el periodo vegetativo tanto como desees, esto te permitirá seleccionar aquellas plantas que por sus características (rapidez, potencia, resistencia, aroma) sean las mejores y hacer madres para posteriormente realizar cultivos a partir de esquejes.

Autoflorecientes en indoor

  1. Rapidez: una ventaja de las autos frente a las feminizadas es que su ciclo de vida es más corto, por tanto en un periodo de tiempo menor ya dispondrás de tu cosecha.
  2. Duración predeterminada: como las plantas autoflorecientes no dependen del fotoperiodo para realizar su ciclo, una vez este comienza sabrás aproximadamente cuánto va a durar.
  3. Plagas: dado que este tipo de plantas tienen un periodo vital más corto, el riesgo de que alguna plaga las infecte o que esta llegue a extenderse tanto que resulte fatal, es menor.
  4. Economía: recomendamos cultivar las plantas de marihuana autoflorecientes en un fotoperiodo único de 18 horas de luz y 6 de oscuridad para obtener el máximo rendimiento. Esto, aunque da como resultado un aumento de la productividad, también supone un gasto mayor en la factura de la luz.
  5. Podas: no recomendamos hacer podas en un cultivo de interior de autos pues no tiene sentido dado la rapidez de su ciclo.
23/09/2016

Comentarios de nuestros lectores

3 comentarios
5 sobre 5 (basada en 3 comentarios de usuarios)
¡Deja un comentario!

Leer comentarios en otros idiomas:

Contacto

x
Contacta con nosotros