aceite principal

Todo lo que debes saber sobre el aceite de CBD

  • El aceite de marihuana de CBD representa una de las mejores soluciones para aprovechar los beneficios terapéuticos del cannabis sin sufrir los efectos secundarios que provoca fumar.
  • También, es ideal para mejorar los problemas cutáneos de enfermedades dermatológicas como la psoriasis y reducir los síntomas más severos de patologías como la esclerosis múltiple.
  • Te contamos todo lo que debes saber sobre él e incluso cómo prepararlo de una manera sencilla.  
aceite principal

El departamento de control de drogas de Estados Unidos (DEA) ha catalogado recientemente el CBD como una sustancia de tipo I. Con este cambio, la DEA incluye al componente cannabinoide más aclamado por los científicos en la misma categoría que la heroína, asegurando que no es "apta para el uso medicinal". Esta nueva norma pone en jaque una de las opciones más naturales que han mejorado el día a día de enfermos crónicos. 

Sin embargo, el aceite de CBD es una de las opciones más eficaces a la hora de utilizar el cannabis de forma terapéutica. Su consumo discreto lo convierte en una posibilidad real para aquellas personas enfermas que no quieren ser juzgadas en público o, incluso, para los padres que se plantean mejorar la calidad de vida de sus hijos con problemas neurodegenerativos. Y además, elaborado a partir de aceite de oliva, se puede tomar con distintos tipos de alimentos o utilizar de forma tópica.

Ante el incremento de la demanda terapéutica, los bancos de semillas trabajan día a día para mejorar la obtención de genéticas con mayor contenido de CBD, disminuyendo la concentración del THC. Reducir la cantidad de este componente minimiza los efectos del colocón que muchos consumidores no quieren experimentar a la hora de consumir marihuana con fines medicinales.

Hasta la fecha, existen varias genéticas conocidas por su alto contenido en CBD, como pueden ser la Charlotte's Web, AC/DC, Harlequin, Cannatonic, Sour Tsunami, Ringo's Gift... Las variantes de Dinafem más recomendadas y utilizadas para la elaboración de aceite de CBD son la Purple Orange CBD, con un ratio 1:2 (THC 5% y CBD 10 %) o la OG Kush CBD, con un ratio 1:1 (THC 10 % y CBD 10 %). Esta compensación entre los componentes psicoactivos y no psicoactivos ayuda a mantener a raya los efectos que buscan los consumidores recreativos y rechazan gran parte de los enfermos interesados.

¿Para quién está recomendado el aceite?

El CBD es especialmente reconocido en la comunidad científica por su poder analgésico y antinflamatorio. Aunque destaca también por sus propiedades anticonvulsivas (eficaces para enfermos de epilepsia), uno de sus potenciales reside en su capacidad neuroprotectora y regeneradora, que ayuda a frenar enfermedades como la esclerosis múltiple. 

El aceite de CBD también es recomendable para aquellos pacientes con psoriasis. Un estudio de 2007 realizado por las universidades de Nottingham y Reading, en Reino Unido, demostró el funcionamiento de los compuestos cannabinoides como inhibidores de la proliferación de queratinocitos (células predominantes en la epidermis), lo que convertiría al cannabis y especialmente al aceite de CBD en una terapia potencial para la psoriasis.

El uso tópico de este aceite sobre las placas de psoriaris no solo ayuda a reducir el picor provocado por estas, sino que además es un gran aliado a la hora de hacerlas disminuir de tamaño a la vez que minimiza el grado de inflamación. Reducir el proceso inflamatorio en una enfermedad crónica como la psoriasis es sinónimo de mejorar la calidad de vida de este tipo de enfermos en su día a día.

Diferencias entre el aceite de CBD y el aceite de cáñamo

Es frecuente que muchas veces se confunda el aceite de CBD y el de cáñamo. El primero se usa principalmente como terapia medicinal, mientras que el segundo es utilizado como suplemento nutricional. El aceite de CBD es producido a partir de los cogollos obtenidos de la propia planta de marihuana, mediante extracciones con etanol puro, CO2 y otros disolventes. Es decir, se trata de un aceite refinado a partir de las flores de marihuana y que, por tanto, contiene una alta concentración de THC y CBD (en mayor o menor proporción cada uno de ellos, según la variedad y técnica utilizada). Aunque se puede hacer en casa, el coste de producción es elevado, ya que la concentración de CBD por cada mililitro es muy alta. Si ir más lejos, un frasco de 10 ml puede costar alrededor de 30 euros.

El aceite de cáñamo es muy bajo en componentes cannabinoides y, por lo tanto, su uso no tiene el mismo fin que el del CBD. En particular, este aceite, producido a partir de la extracción de las semillas de la planta de cáñamo industrial, es muy útil como suplemento alimenticio por su alto contenido en ácidos grasos esenciales (omega 3 y omega 6).

¿Cómo preparar aceite de CBD?

Existen varios sistemas para obtener concentraciones de aceite de CBD, con diferentes consistencias que van desde las tinturas comunes (un concentrado líquido que a diferencia los otros aceites de cannabis no es en absoluto viscoso) hasta los aceites obtenidos por extracción con gases como el CO2, butano o el etanol puro. En todos estos casos una dosis consiste en unas pocas gotas colocadas debajo de la lengua y se absorbe directamente en el torrente sanguíneo.

También existen técnicas más sencillas para obtener aceite de CBD, por simple dilución en mantequilla o en aceite de oliva. Tan solo tienes que tomar nota de los ingredientes que te proponemos a continuación y tener en cuenta que la vida del aceite es limitada: conforme van transcurriendo los días, el efecto de las propiedades disminuye, así que lo ideal es que vayas haciendo poco a poco, en función de la demanda. 

Ingredientes principales:

  • 5 cogollos de marihuana. Escoge cualquiera de las variedades propuestas anteriormente.
  • 500 ml de aceite de oliva. También puede utilizarse aceite de cáñamo.

Utensilios:

  • Una cazuela
  • Un recipiente de cristal con tapa
  • Un recipiente contenedor
  • Un colador

Preparación:

  1. Llena la cazuela con agua hasta la mitad y déjala calentar a fuego lento. 
  2. Añade los cogollos y el aceite de oliva. Remueve de vez en cuando las flores y el aceite para que se mezcle con el agua. Deja el contenido calentar a fuego lento durante una hora. No importa que el agua entre en ebullición, ya que este proceso nunca supera los 100 grados centígrados y los cannabinoides no pierden sus propiedades hasta los 150 grados.
  3. Una vez transcurrido el tiempo, retira del fuego y deja la mezcla enfriar. 
  4. Introduce en la nevera el contenido hasta que el aceite se solidifique. Una vez solidificado, sepáralo del agua e introdúcelo en el recipiente de cristal.
  5. Deja el aceite a temperatura ambiente hasta que vuelva a su estado líquido. Con el aceite en su forma natural, cuela el contenido para desprenderte de los restos leñosos. 

Pros y contras: ¿aceite CBD comercial o casero?

A la hora de comprar aceite de CBD como tal (es decir, producido a partir de cogollos de marihuana) encontraremos muchos aceites basados en el cáñamo. Aunque el extracto de cáñamo contiene CBD, lo hace en muy baja concentración, lo que quizá no es ideal para enfermos con síntomas agravados. 

Sin embargo, comprar las semillas de las variedades recomendadas, como la Purple Orange CBD, es legal y está al alcance de todo el mundo, así que plantar cannabis en casa para consumo personal es mucho más factible si el aceite de CBD es necesario para paliar los síntomas de una enfermedad crónica. De este modo, es el propio consumidor quien controla el crecimiento de su planta y la cantidad de cogollos que tiene disponibles para elaborar un producto con una elevada concentración de cannabinoides que sea efectivo como tratamiento paliativo.

Los testimonios de los pacientes que lo consumen habitualmente y las distintas propiedades medicinales del aceite de CBD lo avalan como una alternativa terapéutica más, capaz de mejorar la calidad de vida en pacientes con enfermedades cutáneas, neuropatologías o dolores musculares. Ahora solo queda que, si todavía no has apostado por él, te decidas.

08/01/2017

Comentarios de nuestros lectores

3 comentarios
5 sobre 5 (basada en 3 comentarios de usuarios)
¡Deja un comentario!
  1. 5 sobre 5
    COMO PUEDO DOSIFICAR EL ESTRACTO DE CBD THL QUE OBTENGO DEL CANABIS , PARA USARLO EN ARTRITES REUMATOIDE, EN QUE PROPORCION CON ACEITE DE OLIVO, GRACIAS .
  2. 5 sobre 5
    muy interesante aprendi mucho.

Leer comentarios en otros idiomas:

Contacto

x
Contacta con nosotros