el secado curado cogollos frescos cannabis

El secado y curado de cogollos de marihuana

  • El momento de la cosecha es, para muchos cultivadores, el mejor momento del año. Sabemos que estás deseando recoger los frutos de tu trabajo y poder catar esos suculentos cogollos que con tanto mimo y esmero has estado cuidando. Pero este no es el último paso.
  • El cannabis fresco contiene cerca de un 75% de agua, que necesita ser evaporada antes de que los cogollos puedan ser consumidos. Para deshacerse de este exceso de agua, los cogollos han de ser secados y curados lentamente.
el secado curado cogollos frescos cannabis

La realización de un buen proceso de secado y curado de la marihuana es un paso crítico para la producción de alta calidad. Durante este proceso, puedes perder, conservar, o aumentar el olor, sabor o potencia de tu cosecha de cannabis. Un mal secado puede incluso estropear por completo cogollos de la mejor calidad. Es un proceso terriblemente lento, pero si te armas de paciencia, te verás recompensado con cogollos de marihuana que tendrán un mejor sabor, aroma y efecto.

El secado de cogollos frescos de cannabis

Durante el proceso de secado, el contenido de agua de los cogollos debe reducirse del 75% al 10-15% y habitualmente esto tarda de unos 10 a 14 días. Para un buen secado, asegúrate de que el espacio donde vayas a realizarlo reúne las condiciones necesarias:

  • Ventilación: el espacio debe tener una mínima renovación del aire.
  • Discreción: las plantas de marihuana huelen intensamente durante el proceso de secado, elige un lugar discreto o instala un filtro de olor.
  • Temperatura: intenta que la temperatura no suba de los 27 grados en tu cuarto de secado.
  • Iluminación: el THC se degrada con la luz, el cuarto debe permanecer a oscuras.
  • Humedad: evita los niveles altos de humedad en el cuarto de secado pues esto podría provocar la aparición de moho y hongos.

¿Cómo realizar el secado de tus plantas de marihuana?

  • Cuelga las plantas boca abajo: puedes colgar las plantas enteras o dividirlas en ramas, es una cuestión de gustos pero, lo hagas como lo hagas, siempre debes evitar que las ramas se toquen o estén muy juntas, pues esto podría provocar la aparición de moho y hongos.
  • Si puedes controlar la temperatura del cuarto de secado, mantenlo a 20ºC durante los 3 primeros días, de este modo, los cogollos se secarán rápidamente, pero no demasiado. Pasados estos 3 días se debería reducir la temperatura a unos 17-18ºC para ralentizar el proceso.
  • Intenta que la humedad relativa del espacio ronde el 45%-50% durante los primeros tres días. Tras estos 3 días, la humedad debería aumentar de nuevo al 60%, para así poder ralentizar el proceso de secado de la marihuana.
  • Circulación del aire. Es muy importante que haya suficiente circulación de aire en la habitación, por lo que es aconsejable usar un ventilador oscilante eléctrico. También es una buena idea para controlar la temperatura y la humedad. Sin embargo, no hay que enfocar el ventilador directamente sobre los cogollos, porque esto hará que se sequen de manera irregular.
  • Revisa los cogollos: a poder ser diariamente, para asegurarte que no aparece moho o hongos.

¿Cómo saber si el cannabis ya está seco?

Normalmente los procesos de secado duran de 15 a 30 días, una buena señal para asegurarte de que este haya tocado a su fin será que puedas quebrar el tallo fácilmente con los dedos. Si se dobla, será necesario dejarlo secar un poco más. Lo sabrás cuando suceda...

Es muy importante que los brotes no se sequen demasiado rápido. Durante el secado no solamente se evapora la humedad, sino también la clorofila y otros pigmentos del tejido vegetal. Si las flores se secan demasiado rápido, algunos de estos pigmentos no tendrán tiempo suficiente para degradarse. La marihuana que tiene una alta cantidad de clorofila presenta a menudo un sabor amargo y un olor 'verde'. Razón de peso para no acelerar el proceso.

El curado de los cogollos de marihuana

Una vez que los brotes se han secado correctamente, se procede al curado y almacenamiento del producto final en un frasco hermético de vidrio. Un buen curado garantiza un mejor sabor y aroma de los cogollos. Si disfrutas saboreando los matices afrutados de la Strawberry Amnesia o el sabor a queso rancio de la Cheese, amarás este método, pues elevará la expresión aromática a su máximo exponente. Esto sucede porque los cogollos, después del secado, aún contienen clorofila, que contiene magnesio, y le otorga a la marihuana ese sabor áspero que no suele gustar. Ese sabor a "verde" puede eliminarse a través de un buen proceso de curado, que normalmente va de 4 a 8 semanas.

¿Cómo curar tus cogollos de marihuana?

Un método efectivo, simple y barato de curar tu cannabis es hacerlo en botes de cristal:

  • Después del periodo de secado, cuando notes que ya puedes quebrar fácilmente las ramas, separa los cogollos de estas con la ayuda de unas tijeras.
  • Consigue botes de cristal que puedan cerrarse herméticamente con una tapa. Procura que la apertura del bote sea lo suficientemente grande como para que quepa tu mano, eso te permitirá manipular los cogollos con mayor facilidad a la vez que recoger los tricomas que durante el proceso de curado caerán inevitablemente al fondo del bote.
  • Mete los cogollos en el bote de cristal y colócalo en un lugar fresco y oscuro. No metas los cogollos demasiado apretados, pues es importante que durante el proceso de curado pueda pasar el aire entre ellos.
  • Abre el bote una vez al día y revisa que no se haya producido moho en tus cogollos de marihuana. Deja la tapa abierta durante un rato, una hora aproximadamente y vuélvelo a cerrar después. No te preocupes si notas que los cogollos sudan, es exactamente lo que debe suceder, de este modo se va eliminando el agua sobrante. Abriendo y cerrando la tapa a diferentes intervalos puedes controlar cuan húmedos o secos quieres que estén tus cogollos de marihuana.

¿Qué hacer si tu cannabis se ha secado demasiado durante el proceso de curado?

Secar demasiado tus cogollos de marihuana puede provocar que estos pierdan aroma y sabor. La mejor manera de que vuelvan a tener el nivel de humedad adecuado es introducir cannabis que aún no haya pasado por el proceso de curado (y que por tanto estará más húmedo) y mezclarlo. De este modo el nivel de humedad se repartirá equitativamente y los cogollos que estaban demasiado secos recuperarán el nivel de aroma y humedad óptimo.

¿Cuánto tiempo debes emplear en curar tus cogollos de marihuana?

El curado de cogollos de marihuana de buena calidad es como el envejecimiento de un buen vino. Necesita tiempo para desarrollar esa intensidad aromática, para alcanzar ese rico y suave sabor persistente.

Sin embargo, establecer un límite de tiempo es muy difícil, pues es muy relativo y va al gusto del consumidor, normalmente se hace un curado de 4 semanas a 8. Se considera que 8 semanas es cuando el cannabis estará en su punto álgido en cuanto a sabor y aroma, sin embargo, esto depende tanto del gusto de cada persona como de las condiciones en las que se haya realizado el curado. Hay personas que hacen curados de hasta un año, sin embargo, hay que tener en cuenta que esto provocará que el THC se degrade y el efecto psicoactivo sea de menor potencia. Además, un cannabis "vintage", tendrá un efecto más narcótico, pues parte del contenido de THC se habrá convertido en CBN, un cannabinoide con propiedades sedantes. Como ya hemos mencionado, este punto depende del uso que se le quiera dar al cannabis y del gusto del consumidor.

 

03/10/2014

Comentarios de nuestros lectores

3 comentarios
5 sobre 5 (basada en 3 comentarios de usuarios)
¡Deja un comentario!

Leer comentarios en otros idiomas:

Contacto

x
Contacta con nosotros