thc principal

¿Cuánto tiempo permanece el THC en el cuerpo humano?

  • Un test de saliva o de orina es la forma más habitual de detectar THC en el organismo.
  • En muchas ocasiones puede dar positivo varios días después de la última consumición.
  • Esto puede acarrear problemas en controles de tráfico y en empresas donde los empleados se deban someter a este tipo de pruebas.
  • No existe una estimación exacta de permanencia en el cuerpo de este cannabinoide, ya que depende del metabolismo, los hábitos y la frecuencia de consumo de cada uno, pero conviene conocer cómo funcionan estos tests, qué tipo de factores pueden afectar en el resultado y cómo acelerar el proceso de eliminación en caso de que sea necesario.
thc principal

En España los test de sustancias para entrar a trabajar en una empresa o conseguir un contrato son más habituales cada día. Según el Tribunal Constitucional, la empresa solo está facultada para realizar tales pruebas si tiene el consentimiento del trabajador. Lo que ocurre es que en estos momentos de precariedad laboral, con tantos contratos eventuales, pocos son los trabajadores que se oponen a pasar este tipo de controles.

Existe, por lo tanto, el temor a perder un trabajo por dar positivo en THC después de haber consumido algo de cannabis unos días o semanas antes. Se dice que se tardan por lo menos 30 días en eliminar todo rastro de este cannabinoide en el organismo, pero no es ninguna ciencia exacta y depende del tipo de prueba que se haga, ya que estas tienen distintos niveles de sensibilidad y de tiempo para detectarlo en el cuerpo humano.

Al igual que ocurre con el alcohol, el cannabis no afecta a todos por igual. Su duración en el organismo depende de la biología propia de cada uno, de sus hábitos y de su complexión. La frecuencia de uso y las cantidades consumidas también son factores relevantes: no es lo mismo un fumador ocasional que uno empedernido. Aun con todas estas variables en cuenta, resulta muy complicado predecir o saber con certeza cuánto tardaría una persona en dar positivo tras su última consumición.

Tipos de prueba y cómo funcionan

Existen muchos tipos de test, que se basan en el análisis de material biológico como orina, sangre, saliva, aliento, cabello, sudor e incluso uñas. Cuando se fuma cannabis, los niveles de THC suben de forma rápida y temporal en el cuerpo: en tan solo 9 minutos se alcanzan los niveles máximos en el torrente sanguíneo. Tras unos 30 minutos los niveles descienden y siguen bajando en las siguientes horas para después extenderse por los tejidos y ser metabolizados por el hígado, dejando metabolitos en el cuerpo que pueden tardar días en desaparecer.

Los cannabinoides de la marihuana como el THC y el CBD son componentes metabólicos y liposolubles, por lo que se acumulan en las reservas de grasa de todo el cuerpo. Este tipo de moléculas se libera más lentamente en el tiempo, por lo que se requiere de periodos más largos que con otras sustancias para que el cuerpo se purgue de las trazas restantes, especialmente en usuarios asiduos.

La prueba más habitual para detectar el consumo de marihuana es el test de saliva que, por ejemplo, realizan los cuerpos de seguridad del estado en controles de tráfico; aunque el de orina es el más usado por las empresas privadas por su mayor fiabilidad. El THC en saliva permanece desde las 24 horas y hasta las 72 horas de haber consumido, y ya existen estudios que corroboran este margen. Por lo tanto se trata de tests que realmente no dicen si estas bajo los efectos del THC, sino que puede dar positivo aunque hayas consumido hasta varios días antes, aunque no estés en el momento de la conducción bajo esos efectos psicoactivos.

Sin embargo, los controles de orina detectan una sustancia química diferente llamada THC-COOH. Esta se forma por la descomposición del THC en el hígado y permanece en el cuerpo más tiempo que la sustancia psicoactiva. Por lo general, después de un mes de la última consumición las pruebas de orina no dan positivo; no obstante, los niveles de THC-COOH pueden detectarse en un análisis de cabello hasta 90 días después de consumir por última vez.

¿Qué cantidades de cannabis pueden dar positivo?

En las pruebas de orina existen distintos parámetros para establecer por encima de qué concentración de THC-COOH los resultados de la prueba se consideran positivos. El nivel de corte más común utilizado en empresas es el de 50 ng/ml (nanogramos por mililitro). Aunque existen otros más estrictos como 15 ng/ml y más holgados como 100 ng/ml. Por tanto, a ojos de las compañías no existe un consenso sobre los límites que supuestamente suponen un riesgo o una cantidad preocupante en el organismo.

Mucho menor es la concentración que suelen detectar los test de THC en saliva para que arrojen un positivo: 5 ng/ml con los test de drogas en los controles de tráfico y 1 ng/ml en laboratorio, lo que ha levantado muchas críticas por la falta de fiabilidad de estos test bucales. Según estudios, para dar 50 ng/ml en orina, si la muestra es recogida al mismo individuo, en saliva corresponderían a 40 ng/ml. Así que cifras como 5 ng/ml (Drug test 5000, el que utiliza la DGT) y 1 ng/ml (en laboratorio) son cantidades muy pequeñas en comparación a los 40 ng/ml requeridos para confirmar un abuso del cannabis por un tests de saliva calibrado igual que uno de orina (recordemos que mucho más fiables). 

E ínfimas si lo comparamos con el punto de corte para realizar, por ejemplo, una prueba olímpica: Según la Agencia Mundial Antidopaje (WADA/AMA) este punto de corte para el deporte es 150 ng/ml en orina, cantidad que para alcanzarla tendríamos que consumir (entre 4-6 horas antes de la competición) al menos 4-8 unidades de resina de cannabis de gran pureza que contenga entre 0,5 a 0,75 g de cannabis por unidad.

La duración en función de la frecuencia de uso

Como hemos dicho, cada persona tiene un metabolismo único que procesa el cannabis a un ritmo diferente, lo que hace difícil establecer estimaciones generales de tiempo. Incluso personas del mismo sexo y la misma edad pueden tener procesos de eliminación del THC muy distintos debido a los estilos de vida individuales, los hábitos alimenticios y los niveles de ejercicio físico (los cannabinoides se almacenan en la grasa).

Hay varios estudios que han intentado explorar la cuestión a lo largo de los años para orientar a aquellos que esperan de forma inminente una prueba de este tipo. Parece que la variable más útil para establecer unos parámetros de tiempo es la frecuencia con la que el usuario consume marihuana, ya que según la pruebas realizadas la asiduidad es uno de los factores que más afecta en que una prueba dé positivo varios días después.

Un estudio realizado en 1985 por el Instituto Nacional de Tribunales de Drogas de Estados Unidos (NCDI, en inglés) reveló el tiempo medio en que un individuo dará un resultado positivo por marihuana en función de sus hábitos de consumo. Así, los usuarios ocasionales, que fuman de vez en cuando o incluso por primera vez, probablemente tengan un umbral de 1 a 4 días en los que darían positivo en una prueba con un corte de 50 ng/ml.

La perdurabilidad se intensifica cuando la persona consume cannabis de forma frecuente, ya que puede dar positivo una semana después del último contacto con la marihuana. Según las evidencias mostradas en el estudio, sería poco probable que un consumidor habitual superase el umbral de 50 ng/ml después de 10 días, pero tampoco existen garantías de que un fumador continuo esté libre de metabolitos de THC tras ese tiempo. Alguno de los usuarios más empedernidos del estudio llegaron a dar un resultado positivo en un test de orina un mes después de su último uso.

Factores que ayudan a agilizar la eliminación

Una de las dudas más recurrentes para estas pruebas es si estos análisis de orina afectan también a los consumidores de cannabis con CBD, el cannabinoide más utilizado en tratamientos médicos. Lo cierto es que tanto los aceites como los medicamentos de CBD suelen contener cantidades muy pequeñas de THC y por lo tanto se corre poco riesgo. Sin embargo, si se quiere estar 100% seguro de que esas pequeñas trazas de THC no van a dar positivo, lo mejor es analizarlos previamente para determinar su composición exacta. Por ahora son los metabolitos de tetrahidrocannabinol el principal problema de un consumidor que se enfrenta a unos análisis de orina. Sin embargo, se pueden reducir los riesgos.

Ante una prueba de orina, la solución más rápida es beber muchos líquidos para ayudar a diluir los metabolitos. De hecho, estar deshidratado puede ser uno de lo motivos por los que dar positivo en un control aunque hayan pasado muchos días desde el último consumo, debido a la alta concentración de THC en el orín. Algunos laboratorios especializados en estas pruebas consideran sospechosos los resultados cuando los niveles de concentración de creatinina (una sustancia de deshecho que se expulsa al miccionar) son muy bajos y pueden mandar repetir el test o incluso considerarlo positivo.

Una dieta saludable también es buena. Como el THC se almacena en la grasa corporal, conviene no ingerir alimentos grasos que además de ralentizar pueden incluso dar un nuevo ciclo de vida al cannabinoide. Alimentos desintoxicantes como la fruta, la verdura, el té… aceleran el proceso de eliminación de residuos del tetrahidrocannabinol. El ejercicio cardiovascular o en su defecto las saunas o baños turcos son otras buenas opciones para quemar grasa sudando, una manera rápida de eliminar el cannabinoide.

En las circunstancias en que vivimos, con el recrudecimiento de las leyes y muchos puestos de trabajo pendiendo de un hilo, resulta complicado no pensar que cualquier día tengamos que realizar una prueba de droga para ver si hemos consumido marihuana. En el caso del cannabis, tanto empresarios como legisladores no alcanzan a entender que se utiliza para combatir alguna dolencia que padecemos o que, simplemente, nos ayuda a relajarnos o conciliar mejor el sueño para rendir mejor en nuestra labor. Por esto mismo, con el fin de evitar sobresaltos inesperados, es importante conocer cuál es el efecto que tiene en nuestro cuerpo el THC y así actuar en consecuencia.

06/10/2017

Comentarios de nuestros lectores

3 comentarios
5 sobre 5 (basada en 3 comentarios de usuarios)
¡Deja un comentario!
  1. 5 sobre 5
    Hola!! Solo me han hecho el test una vez y afortunadamente dí negativo. Fumo un porro al día, de hierba, sin tabaco. Ese día, concretamente, había fumado hacía 24 horas exactas un porro de Killer Kush, y cuando me pararon pensé que daría positivo. Afortunadamente, no fué así. De todas formas, no me fío, y siempre miro el SocialDrive antes de conducir, porsiaca!!!
  2. 5 sobre 5

    Hola, tengo una pregunta el pasado 2 de Abril fume marihuna y lo más posible esque me hagan una prueba de antidopaje el 17, 18 o 19 de Abril (cabe recalcar que no me fume un porro si no que solo fueron dos toques y que no me dio “viaje”) ¿crees que tenga posibilidad de que me salga negativo en las pruebas ya sea de orina, sangre o saliva?

    1. 5 sobre 5

      Hola, la verdad es que es difícil de acertar el resultado que saldría en cualquiera de los test. No tenemos los elementos científicos necesarios para poder asegurarte una respuesta en un sentido u otro. Un saludo,

Contacto

x
Contacta con nosotros