regulacion clubs cannabis

“No queremos coffee shops”: Los frentes de la lucha española por regular los clubes de cannabis

  • Cataluña, País Vasco o Navarra son algunos de los lugares de España que ya han iniciado el debate de la regulación de los clubes sociales de cannabis en sus ayuntamientos y parlamentos. Además de la negociación, lo que más interesa a los activistas cannábicos es que el diálogo sea sólido. Ha llegado la hora de ser escuchados después de diez años de debates inconclusos.  
regulacion clubs cannabis

En estos días, y a pesar de que la 'Ley Mordaza' que prepara el Gobierno de Mariano Rajoy carga de lleno contra el consumo de marihuana, el debate vuelve con más fuerza que nunca. Y no es de extrañar, pues se cuentan alrededor de 600 locales de esta categoría en toda España.

Navarra: "No tenemos una ley propia para regular los clubes"

El ejemplo más reciente es el de Navarra: su parlamento acaba de admitir a trámite una iniciativa popular para regular los clubes sociales de cannabis. De los seis grupos que participan en la Cámara, solo el Partido Popular y UPN se han opuesto a la medida. También un informe de los servicios jurídicos de esa cámara se posiciona en contra al considerar que Navarra no tiene capacidad para regular sobre esta materia, y que la cuestión podría invadir competencias estatales.

Ramón Morcillo, secretario general de Representación Cannábica de Navarra (RCN) y promotor de esta iniciativa popular, explica a este blog que Navarra aplica la ley estatal "porque no tiene una propia". Pero piensa que se podría regular a nivel autonómico sin problemas.

Si esta cuestión resultara problemática para conseguir la regularización de los clubes, los activistas navarros piensan proponer una ley para controlar la materia de forma interna. De momento, la ILP dispone de seis meses para conseguir 5.000 firmas, acudir al Parlamento y defender la propuesta ante los grupos. El pasado martes, Representación Cannábica de Navarra entregó en el Palacio de Justicia los pliegos que recogerán estas firmas de la iniciativa para regular los clubes de cannabis.

País Vasco, se suma al movimiento

Con el objetivo de reducir los riesgos derivados de la dependencia a la marihuana, el Ayuntamiento de San Sebastián ha aprobado una ordenanza para controlar la creación y gestión de estas entidades. Eso significa, según ha comentado a este blog Iker Val, asesor de la Fundación Renovatio, reconocer la existencia de este tipo de asociaciones y el nacimiento de una conciencia de prevención.

Pero el parlamento vasco también está estudiando cómo regular los clubes a nivel general. Después de tres años, la instancia ha retomado el camino para aprobar una ley integral de cannabis que regule este sector en una comunidad que cuenta con 77 asociaciones y 100.000 usuarios. El desenlace se conocerá próximamente.

Val también explica que el gobierno vasco está diseñando una nueva Ley de Adicciones que especificará cómo regular estos lugares. Pero las soluciones reales no llegarán – si es que llegan – hasta 2015.

Cataluña: regular el descontrol

Siguiendo la estela de San Sebastián, Girona se ha convertido en la primera ciudad catalana en aprobar una ordenanza municipal – con rechazo del PP – en este ámbito. La normativa establece distancias mínimas entre asociaciones y escuelas o centros de salud. También regula los horarios y restringe el acceso a menores.

Cataluña cuenta con cerca de 400 clubes de este tipo (lo que representa el 40% de los locales a nivel nacional) con más de 165.000 asociados. La mitad de esos clubes están localizados en la ciudad de Barcelona. Esta ha empezado a conocerse como 'la nueva Ámsterdam' por la proliferación de este tipo de clubes y la atracción del turismo cannábico. Por eso, y ante el pasotismo de la Generalitat, el Consistorio barcelonés se ha comprometido a preparar un protocolo de regulación que debería estar listo antes de junio.

Por la misma razón, el Ayuntamiento de Castelldefels ha suprimido la concesión de licencias para la instalación de estos locales. Pretende analizar en profundidad la actividad que se está desarrollando en ellos y trabajar, también, en un plan regulatorio. Desde la Generalitat ya se informó a finales de 2013 de la intención de consensuar una iniciativa de regulación, apoyada por la propia Consejería de Salud que también considera que la no regulación entraña un gran riesgo.

Comunidad Valenciana: "Queremos que la Generalitat nos escuche"

El pasado 30 de abril, asociaciones cannábicas de Alicante e Izquierda Unida presentaron una ordenanza de este tipo en el Ayuntamiento alicantino con la que pretendían convertirse en la tercera ciudad española en aprobar una ordenanza de regulación de clubes. Sin embargo, y aunque contaron con el apoyo de UPyD y del PSOE, una nueva negativa por parte del PP hizo que la propuesta no fuera aceptada.

El próximo paso será "crear una mesa de diálogo con grupos políticos y asociaciones para seguir trabajando" explica a este blog Antonio Moreno, presidente de Alacannabis. Moreno advierte de que la situación en la Comunidad Valenciana es realmente complicada por el continuo rechazo del PP a todo lo que tenga que ver con política cannábica.

Por eso, asociaciones de las tres ciudades quieren crear una federación del Levante que haga fuerza y consiga que tanto en Castellón como en Valencia se puedan impulsar políticas positivas. "Queremos llegar a la Generalitat y decirles que somos 30 asociaciones y representamos a 60.000 consumidores que quieren ser escuchados".

Baleares: un nuevo impulso

Los activistas de Baleares también presentaron el 14 de febrero ante el Parlament Balear una solicitud de amparo institucional. También pidieron crear una comisión para debatir y analizar la situación, y abrir una mesa de diálogo para estudiar la realidad de la industria. Siete días más tarde esa petición había sido admitida a trámite.

La necesidad de regular estos clubes se hace cada vez más evidente. Pero, aparte de las nombradas, pocas - o ninguna - son las comunidades insertas en un proceso serio. David Rabé, secretario de la FAC, asegura que solo en aquellos lugares donde no hay mayoría popular se aprueban los primeros pasos para iniciar el debate. "El PP seguirá votando en contra de la cuestión, a no ser que trabajemos en formar a los parlamentarios populares para que se den cuenta de que esto es algo positivo", explica.

Barcelona y San Sebastián ha puesto como fecha límite el próximo junio para tomar una decisión sobre las políticas de sus clubes. Cuando todo se aclare llegará lo más interesante: la elaboración de una normativa específica que establezca las reglas del juego", opina Rabé, al tiempo que pide que se tome en serio este fenómeno porque en España nadie quiere un modelo como el holandés. "No queremos 'coffee shops', queremos clubes controlados y con gestión transparente sobre las actividades que se realizan en ellos".

----------------

Y más café con canuto:

"A mí la hierba me la dan gratis, estoy patrocinado"

Cómo crear tu club social de cannabis y no morir en el intento

Ley Mordaza + Ley de Tráfico: la 'pinza' del Gobierno contra los fumadores de cannabis

Por qué la legalización de la marihuana es inevitable

Diario secreto de una máquina expendedora de cannabis

29/05/2014

Comentarios de nuestros lectores

Aún no hay comentarios. ¿Quieres ser el primero?

¡Deja un comentario!

Contacto

x
Contacta con nosotros