inteligencia principal

¿Por qué las personas más inteligentes son más propensas a consumir marihuana?

  • La necesidad de buscar nuevas experiencias o la mayor capacidad para discernir entre lo que está bien y lo que está mal son algunas de las principales causas de que esto ocurra.
  • Recientemente se ha vuelto a relacionar el consumo de marihuana con personas de un alto componente intelectual: un estudio británico ha vinculado las notas académicas que sacaron jóvenes de ambos sexos durante su infancia y el uso posterior de la planta.
  • La conclusión es que a mejores calificaciones mayor utilización del cannabis.
  • Mientras tanto, otras investigaciones rechazan que el consumo entre jóvenes implique una pérdida de coeficiente intelectual.
inteligencia principal

La marihuana ayuda a tratar enfermedades, a pasar un buen rato en compañía e incluso a mejorar nuestro estado de ánimo. Y encima, parece que está relacionada con el rendimiento intelectual. Porque a las propiedades beneficiosas del cannabis hace tiempo que se le intenta adscribir el de su influencia o vinculación en la inteligencia de cada persona. Precisamente en los últimos tiempos se han publicado varios estudios para intentar discernir de qué manera están unidos. Y las conclusiones son claras: su consumo no afecta al rendimiento intelectual.

Esta línea de investigación viene de largo. A comienzos de esta década, unos estudios de la Universidad de Londres concluyeron que aquellas personas con mayor cociente intelectual (CI) tenían más posibilidades de consumir cannabis. Para llegar a esta conclusión, los investigadores estudiaron la inteligencia y la creatividad emocional de nada menos que 3818 hombres y 4128 mujeres en diferentes momentos de su vida, de los 16 a los 30 años. A la vez, se registró el uso que hacían de la planta.

Desde entonces se ha investigado a qué se podrían deber aquellas conclusiones. Entre otras razones, entonces se dijo que el motivo por el que los 'cerebritos' usan más el cannabis se debe a su predisposición natural a probar cosas nuevas. Una de las teorías del escritor y psicólogo Satoshi Kanazawa tiene que ver con la psicología evolutiva del ser humano; considera que una planta como esta ofrece estímulos para seguir progresando y adaptarse a los cambios. Otro argumento es que está relacionado con problemas sociales en la infancia: si los individuos sufrieron aislamiento entonces (o todavía a lo largo de su vida) es probable que en la vida adulta busquen nuevas experiencias que les recompensen y les ayuden a superar el tedio.

Cannabis y adolescentes, una relación complicada

Actualmente, los nuevos estudios se centran en, por ejemplo, la relación de inteligencia, cannabis y adolescencia. De forma parecida a las investigaciones anteriores, ahora se ha estudiado a los más jóvenes y su probabilidad de que de mayores consuman marihuana.

Los investigadores de la University College London se sirvieron de 6000 expedientes académicos de otros tantos niños de 11 años y que ahora se encuentran en la adolescencia, divididos en dos rangos de edad, de 13 a 17 años y de 18 a 20 años. De acuerdo a su análisis, aquellos que tuvieron un rendimiento medio a aquella edad tenían más posibilidad de un uso ocasional o constante de marihuana que sus compañeros con suspensos o bajo rendimiento.

Sin embargo, este estudio tenía una principal novedad con respecto al anterior: aquellos alumnos con un excelente expediente académico, mejor que el término medio, no tenían tantas probabilidades de consumir cannabis a los 16 años, aunque seguía habiendo más opciones de que lo hicieran que aquellos con unos resultados escolares pobres. La probabilidad sí aumentaba si los mejores expedientes entonces tenían ahora entre 18 y 20 años. El estudio también tuvo en cuenta que, hasta que cumplieron la mayoría de edad, muchos no tuvieron acceso regular a la planta.

Además, los investigadores han concluido que no se trataba de mera experimentación, sino que el consumo se hacía habitual: "Estas asociaciones persisten en la edad adulta temprana, proporcionando pruebas contra la hipótesis de que las altas habilidades académicas se asocian con la experimentación temporal", han explicado.

Con sus conclusiones, el estudio también intentó eliminar prejuicios sobre una idea muy extendida: que aquellos que fracasaron en sus estudios son los que más probabilidades tienen de consumir marihuana o sustancias como el tabaco y el alcohol

Como en el estudio de hace unos años, los investigadores se preguntan si el bajo cociente académico significa un menor interés por nuevas experiencias o por romper con los prejuicios que hay en la sociedad y que sí estarían dispuestos a quebrantar aquellos con mayor inteligencia.

De momento, todo son especulaciones. En este estudio, los investigadores no han sabido concluir por qué aquellos más inteligentes tienen más posibilidades de consumir cannabis en la adolescencia. Como hace unos años, se ha sugerido que probablemente estén más abiertos a la experimentación. También, que lo hagan por empatizar con compañeros mayores que tienen acceso a la marihuana o, simplemente, que quizá sean más sinceros a la hora de hablar del consumo de ciertas sustancias. Aun así, también han creído conveniente que para el futuro los estudios se centren asimismo en aquellos con un bajo rendimiento académico y por qué hay menos probabilidades de que consuman cannabis.

El mito de la pérdida de inteligencia

Este nuevo estudio británico es un argumento más contra el mito de que el consumo de marihuana hace perder puntos de CI. Todo surgió en 2012, con un estudio que aseguraba que el uso constante de marihuana entre menores de 18 años significaba una pérdida de inteligencia en torno a los 40 años. Sin embargo, tiempo después una revisión de aquellos datos ponía en entredicho que hubiera una relación entre el uso de cannabis y la pérdida de CI. Al parecer, los primeros investigadores no habían tenido en cuenta el contexto socioeconómico en el que se movían los participantes en la investigación. Así "el verdadero efecto (sobre el uso temprano del cannabis y cociente intelectual) podría ser cero".

No es el único estudio reciente que ha vinculado cannabis con inteligencia. El año pasado, un estudio publicado por el 'Journal of Psychopharmacology' de Reino Unido también concluyó que el consumo de cannabis no implica una pérdida de esta capacidad. Para llegar a este resultado, evaluaron el CI y el rendimiento académico de 2235 adolescentes, entre los que había usuarios de marihuana y personas que no la habían probado. Los investigadores fueron tajantes: "La idea de que el uso del cannabis está relacionada a un CI más bajo y resultados educativos más pobres no ha sido respaldada en esta gran muestra adolescente".

También, investigadores de las universidades de California, Los Ángeles y Minnesota fueron más allá e investigaron si la exposición al cannabis tenía efectos diferentes en las funciones intelectuales de gemelos. Para ello evaluaron su inteligencia cuando tenían entre 9 y 12 años, antes de que tuvieran relación con la hierba, y años más tarde, cuando alcanzaban entre 17 y 20 años. Uno de los gemelos del par consumía marihuana y el otro no.

Los científicos no encontraron vínculo entre el cannabis y un descenso del CI. Tampoco que el consumo de marihuana afectara a otros campos: "La ausencia de diferencias significativas entre hermanos discordantes nos lleva a concluir que los déficits observados en usuarios de marihuana son atribuibles a factores confusos que influyen en la iniciación a la sustancia y en el CI más que a un efecto neurotóxico del cannabis". 

Las conclusiones de estos nuevos estudios animan a seguir investigando en este camino y buscar por qué aquellas personas más inteligentes parecen tener una mayor predilección por la marihuana. También, ayudan a eliminar mitos sobre el cannabis y a despreocuparnos por los efectos sobre el cerebro. Con el tiempo probablemente sepamos tanto sobre cannabis e inteligencia como sobre sus efectos contra el cáncer o la depresión. Solo hay que darle tiempo al tiempo.

19/04/2017

Comentarios de nuestros lectores

Aún no hay comentarios. ¿Quieres ser el primero?

¡Deja un comentario!

Contacto

x
Contacta con nosotros