Purple Afghan Kush Dinafem Seeds

Purple Afghan Kush, una planta de marihuana que llenará de exotismo tus cultivos

  • Procedente del cruce entre una Purple Kush y una Bubba Kush Pre'98, nuestra nueva variedad Purple Afghan Kush es una planta de marihuana con unas sorprendentes cualidades de forma, color y sabor, a la que nosotros llamamos " Piña Colada" por su increíble aroma.
  • Si algún día te planteas poner una planta para decorar tu jardín, esta es la candidata ideal.
Purple Afghan Kush Dinafem Seeds

Lo primero que se puede decir de la Purple Afghan Kush es que, visualmente, se trata de la planta de marihuana más estética y atractiva que hemos creado nunca (que ya es mucho decir). Una variedad que entra directamente por los ojos gracias a una morfología realmente única que contrasta con la gran belleza de sus hojas y flores, llenas de tonalidades púrpura y lavanda que van surgiendo a lo largo de la floración.

Con la Purple Afghan Kush hemos logrado una planta con una estructura extremadamente índica, cuyo aspecto es el de un pequeño arbusto compacto muy ramificado, donde el tallo central tiende a ser más corto y las ramificaciones laterales alcanzan mayor grosor, evitando que se extiendan en exceso, como si fuera un árbol de navidad. Los internudos son también más cortos y las hojas quizás son menos numerosas que en otras variedades, pero muy grandes y más gruesas, reminiscencias genéticas de su origen geográfico adaptado a resistir la sequía y la aridez.

Y es que estas genéticas índicas en vez de tener unas hojitas muy finas que pierden rápidamente la humedad, fabrican unas hojas muy gruesas que les permiten defenderse mejor de la sequía. Estas grandes hojas están patinadas de un color púrpura generalizado que es muy intenso; y realmente no hace falta mucho frío para que surja, lo que le confiere un tono absolutamente espectacular. A pesar de la creencia de que existen plantas que necesitan una drástica bajada de temperaturas nocturnas para activar esa coloración, también existen otras genéticas, como la Purple Afghan Kush, que sin excesivo frío, y en apenas unos días, se visten de esos llamativos pantones violáceos, mientras las hojas brillan de manera tan espectacular que se diría que tienen una capa de barniz.

Además de la forma y la coloración, otra de las grandes características de la Purple Afghan Kush es la calidad de sus cogollos, con flores densas, compactas y muy resinosas. Estos cogollos desprenden un aroma muy afrutado que resulta bastante curioso, porque realmente es una planta índica que no tiene el aroma que correspondería naturalmente a una planta índica. Esto es importante, porque existen variedades índicas que sí son capaces de desarrollar naturalmente un color púrpura, pero es menos frecuente que tengan un aroma tan dulce y afrutado; no es lo común, lo común es que sea un olor muy potente, muy ácido, como toda la familia Kush. En este caso, el tipo de aroma que desprende la Purple Afghan Kush es a piña recién cortada: dulce, intenso y con las características de calidad necesarias para resultar delicioso. Es una Kush en la forma, pero no en el olor o el sabor.

También se trata de una variedad más lenta de crecimiento, alcanzando menos altura y un menor estiramiento de las ramas, gracias a una estructura compacta que la hace ideal para cultivos de interior y en espacios reducidos. También resulta una planta muy discreta para cultivos urbanos. Este desarrollo más pausado es importante en este tipo de cultivos en interior, porque a la hora de florecer (tanto la planta como sus clones) necesitará un poco más de tiempo, aunque no mucho más de 60 días.

En cuanto a los parámetros de riego, es necesario recordar que a la Purple Afghan Kush le gusta el clima seco, debido principalmente a la ascendencia afgana impresa en su nombre. Por eso prefiere condiciones un poco más secas de lo normal y mantener con ella un nivel de humedad inferior al del resto de plantas en general. No es para hacerla sufrir, sino al contrario: lo va a agradecer y va a funcionar mejor. Digamos que sería óptimo reducir en torno a un 10% la cantidad de agua que recibe, porque se desarrolla mejor en condiciones secas. Y siempre regar con regularidad pero en pequeñas cantidades.

Purple Afghan Kush, la más resistente frente a las sequías

Purple Afghan Kush también resiste muy bien las altas temperaturas y la sequía. De hecho, ya hemos recibido reportes de cultivadores en California donde nos cuentan que en el anterior verano (el cuarto consecutivo de sequía y encima agravado por el fenómeno de El Niño), esta Purple Afghan Kush ha sido de las variedades que mejor han resistido los tórridos calores y la escasez de agua en la región. Por eso es una genética muy recomendable para exterior, sobre todo en latitudes soleadas, cálidas y mediterráneas, así como en invernadero en regiones más septentrionales, donde también puede mostrar sus poderes sin problemas, ya que se trata de una planta todoterreno acostumbrada a las duras condiciones.

Para terminar sorprende su agradable sabor: fresco, dulce e intenso, a piña colada, con notas dulces y tropicales que no esperamos de una planta con aspecto tan Indico. Y es que, como no podía ser de otra forma, su efecto es totalmente de Indica y produce una agradable sensación que invita al descanso tanto físico como mental, y también ayuda a aliviar las tensiones musculares. En suma, una planta que posee una forma diferente, un color diferente y un sabor diferente que llenará de exotismo tanto tus cultivos como tus viajes interiores.

Premios de Purple Aghan Kush

Estos son los premios que ha logrado nuestra variedad Purple Afghan Kush en solo unos meses de vida, ya una digna candidata a presidir con fuerza tus deseos de año nuevo:

  • 1er premio en la Categoría Indica Expogrow 2015
  • 2º premio en la Copa Mega Cata Invernal MF 2015
  • 3er premio Indoor Bio Spannabis Málaga 2015

Purple Afghan Kush

Purple Afghan Kush

Semillas Feminizadas

26/01/2016

Comentarios de nuestros lectores

Aún no hay comentarios. ¿Quieres ser el primero?

¡Deja un comentario!

Contacto

x
Contacta con nosotros