resultados electorales cannabis

El cannabis es el gran vencedor de las elecciones en Estados Unidos: 8 estados aprueban nuevas leyes para la marihuana

  • Además de elegir al nuevo presidente del país, los estadounidenses acaban de votar diferentes medidas a nivel estatal que también traerán importantes cambios. Las propuestas para legalizar el consumo recreativo de cannabis han salido adelante en cuatro de los cinco estados donde se habían sometido a la opinión pública y entre los que se encuentra la poderosa California. Solo en Arizona han rechazado la iniciativa. Asimismo, se ha aprobado el uso terapéutico en otros tres territorios y ampliado el programa en un cuarto, Montana, donde hasta ahora se aplicaban fuertes restricciones. 
resultados electorales cannabis

El pasado 9 de noviembre los estadounidenses se levantaron con la noticia de que el republicano Donald Trump ocupará el Despacho Oval tras ser elegido presidente en los comicios celebrados el día anterior. Pero, más allá de este resultado inesperado, las votaciones han servido para decidir sobre otros temas que también afectan a cada estado en particular. Entre ellos se encuentra la legalización del uso de la marihuana, recreativo o terapéutico según el caso, un asunto en el que se han producido cambios muy alentadores a nivel nacional.

Así, nueve estados votaban sus propias iniciativas relacionadas con el consumo de la planta, con distintos resultados. Arizona, Maine, Massachusetts, Nevada y California ponían sobre la mesa su utilización para fines recreativos, abriendo la posibilidad de sumarse a la lista de los territorios que ya habían dado este paso, integrada hasta hace poco por Alaska, el Distrito de Columbia, Colorado, Oregón y Washington: en todos ellos este tipo de uso de cannabis está regulado y sometido a impuestos, de forma parecida al consumo de alcohol. El resto de los estados, votaba reglamentar el uso terapéutico de la marihuana. En total, esos estados representan una población total de 75 millones de personas.

 Fuente: El Confidencial

¿Cuál es la postura del nuevo presidente respecto al cannabis?

Parece que Donald Trump tiene la pretensión de respetar el derecho de los estados para legalizar la marihuana: "Si votan por ella, votan por ella" ha llegado a afirmar en campaña. El siempre hombre de negocios y ahora presidente ya apoyó la legalización del cannabis en 1990 y propuso poner fin a la guerra contra las drogas para sacar provecho de los ingresos de la marihuana. Y, además, en varios de los estados que acaban de legalizar la marihuana ha ganado su candidatura a presidente.

Sin embargo, en entrevistas más recientes, Trump ha comenzado a utilizar un discurso diferente sobre la legalización, más conservador y cercano al de sus delfines republicanos, como son el gobernador de Nueva jersey Chris Christie, el ex-alcalde de New York Rudy Giuliani o el propio vicepresidente Mike Pence, todos los cuales son radicalmente anti-cannabis. Y si Trump decide poner en sus manos una posición de poder, como puede ser el Departamento de Justicia o de Fiscal General, hay una posibilidad muy real de que podrían intentar cerrar la industria del cannabis legal.

Así que las mayores preocupaciones de estos nuevos estados legales debe ir por cómo se relacionan con la administración Trump, más que con el propio Donald Trump. Pero analicemos el avance de la cuestión, haciendo un repaso de los resultados obtenidos en los diferentes estados:

California: SÍ (56 % de los votos)

En la soleada California era donde había puestas más miradas, al tener la mayor población de todo el territorio estadounidense, con más de 38 millones de habitantes. La medida era el paso para completar el camino, pues el uso de cannabis con fines medicinales es legal dentro de las fronteras californianas desde 1996.

Y como vaticinaban los pronósticos, a partir de las 12:01 am del 9 de noviembre el consumo de marihuana es totalmente legal en California (aunque con multas de 100 dólares por fumar en público). Se aprueba así la denominada Propuesta 64, que considera legal el consumo y tenencia de 28,5 gramos de marihuana para uso personal, así como el cultivo de hasta seis plantas en un lugar privado y oculto a la vista. La aprobación de la medida electoral, que crea el mayor mercado cannábico de los EE.UU., llega seis años después de que los votantes de California rechazaron por poco una medida similar.

Pero ¿cuando se podrá vender marihuana en las tiendas? Por ahora, la medida sólo permite que la marihuana sea comercializada por empresas con licencia del estado. Y se pone como tope de 1 de enero de 2018 para comenzar la expedición de licencias de venta para los minoristas recreativos, que tendrán que pagar dos nuevos impuestos, uno aplicado al cultivo y otro al comercio del cannabis y los productos derivados.

Massachusetts: SÍ (53% de los votos)

La Cuestión 4, que promovía una ley para el consumo de marihuana con fines recreativos, también ha sido aprobada en el estado de Massachusetts. Esta medida permitirá que los adultos mayores de 21 años puedan consumir y plantar de forma privada sin sufrir represalias legales. La norma establece asimismo que la cantidad máxima que los usuarios pueden tener en su poder es de 28,5 gramos.

El resultado también es positivo para el sector, puesto que permite la compra y venta legal de cannabis y productos derivados. Para vigilar la actividad, se prevé la creación de una Comisión de Control de Cannabis que supervisará todo el proceso de legalización y gestionará licencias específicas para aquellos que vayan a comerciar con este tipo de artículos.

En cuanto a los impuestos, la iniciativa impone una tasa del 3,75 % junto a la aplicada actualmente a las ventas en el estado, y permite a los gobiernos locales aumentar el tipo en un 2 % adicional. Según la propuesta, la legalización de la marihuana se hará efectiva en Massachusetts el próximo día 15 de diciembre, un verdadero regalo de Navidad para los amantes de la planta.

Nevada: SÍ (54 % de los votos)

Otra de las grandes victorias, por lo que supone convertir a Las Vegas en la Sin-City de la marihuana en EE.UU. Los individuos mayores de 21 años que vivan en Nevada también podrán, dentro de poco, tener, transportar, comprar y consumir marihuana en su tiempo de ocio sin que deban justificarlo con un problema de salud. Quienes vivan a más de 40 kilómetros de una tienda certificada tienen permitido, además, el cultivo de seis plantas en un ámbito privado. No se puede consumir cannabis en público, bajo una multa de 600 dólares.

Además de la edad mínima y el número de plantas, otra de las cifras que coincide con las medidas establecidas en los anteriores casos es la cantidad máxima que los habitantes de este estado pueden consumir y transportar, fijada en 28,5 gramos.

En el terreno de los impuestos, sin embargo, la norma impone unos requerimientos algo mayores. La tasa que afecta a los cultivadores que hayan obtenido la correspondiente licencia asciende hasta el 15 %. El dinero obtenido por la Administración mediante esta vía será empleado para implementar la medida, así como para apoyar programas de educación con el fin de sensibilizar sobre el consumo adecuado de cannabis.

Maine has legalized marijuana! pic.twitter.com/USlJQFlEop

- MPP Marijuana Policy (@MarijuanaPolicy) 9 de noviembre de 2016

Maine: SÍ (50,3 % de los votos)

Gracias a este casi empate técnico del 8 de noviembre (apenas unos miles de votos empujaron la iniciativa hacía el sí) el estado de Maine, en la Costa Este de Estados Unidos, se ha sumado a la legalización del consumo recreativo de marihuana. Y aunque sea por muy poco, la mayoría de sus votantes se han pronunciado a favor de la Cuestión 1, una iniciativa que introduce algunos cambios respecto a los anteriores estados.

Por una parte, estipula la misma edad mínima para consumo (21 años), pero eleva la cantidad máxima que los usuarios pueden poseer y consumir hasta los 71 gramos. Por otra, establece que el 40 % de las licencias relativas al cultivo de la planta deben concederse a pequeños agricultores.

Pero quizá el punto más llamativo de la iniciativa es que convierte a Maine en el único estado del gigante norteamericano que legaliza los clubes sociales de cannabis como espacios donde adquirir y disfrutar de la marihuana de manera colectiva. La propuesta de Maine es la primera en incluirlas específicamente, lo que puede suponer un cambio definitivo en el sector económico del cannabis en este estado.

Arizona: NO (52 % de los votos)

Pese a limitar con California, las votaciones en Arizona no han tenido los mismos resultados: desgraciadamente, ha sido el único territorio donde se ha rechazado la propuesta de ley, la denominada Propuesta 205, para regular el consumo de marihuana con fines recreativos. Sin embargo, el resultado no ha pillado a nadie desprevenido, pues este estado, tradicionalmente republicano, siempre se ha mostrado muy conservador en cuanto a la regulación del uso de marihuana recreativa.

#Florida passes medical marijuana ballot measure by 71%. 9 states voting on marijuana laws today. #Vote2016 #ElectionNight

- Rhana Natour (@RNatourious) 9 de noviembre de 2016

Florida: Sí (71% de los votos)

Muchos ojos se dirigían a este estado que actúa como apéndice norteamericano. Y Florida no decepcionó. Aunque todavía no podemos hablar de usos recreativos, el estado ha aprobado la legalización de la marihuana terapéutica con el mayor porcentaje de votos a favor de toda la historia, superando al 70% que votó a favor de la marihuana recreativa en Washington DC hace dos años.

Sin embargo no todo son buenas noticias. La Enmienda 2 de Florida es una de las leyes de legalización más breves jamás aprobada. Tiene solo cinco páginas, lo que significa que hay una gran cantidad de detalles que todavía tienen que resolverse. Y deja toda la regulación en manos del Departamento de Salud de Florida, quién será quién marque los límites de posesión para un "suministro adecuado a cada paciente".

Por ejemplo, la nueva ley empezará a aplicarse el 3 de enero de 2017, y requiere que los pacientes obtengan una certificación de un médico y luego una tarjeta de identificación emitida por el estado. Y pasarán meses antes de que esas tarjetas de identificación estén disponibles. El Departamento de Salud también será el encargado de emitir las licencias para la actividad de los dispensarios de cannabis terapéutico.

North Dakota becomes the latest state to allow medical #marijuana! pic.twitter.com/Q5MZDkB9Uu

- MPP Marijuana Policy (@MarijuanaPolicy) 9 de noviembre de 2016

Dakota del Norte: SÍ (63,7% de los votos)

En este estado limítrofe con Canadá el electorado también ha sacado adelante la propuesta para legalizar el consumo de marihuana terapéutica con más del 60% de los votos. El Departamento de Salud del Estado tiene ahora 90 días para empezar a aplicar el reglamento, que determina que la planta se distribuirá en dispensarios para los pacientes, aunque estos podrán cultivar hasta ocho plantas si viven a más de 40 millas (unos 64 kilómetros) de uno de estos establecimientos.

Los dispensarios no pueden cultivar en sus instalaciones más de 1.000 plantas de cannabis, con independencia de las etapas de crecimiento. Y no podrán acumular más de 100 kg. de marihuana, independientemente de su formulación. También se aplicará una tasa de apertura de 5.000 dólares por cada dispensario.

Arkansas: Sí (53% de los votos)

En este estado, donde la decisión ha resultado especialmente controvertida, se pusieron sobre la mesa dos proyectos regulatorios: el Arkansas Medical Marijuana Amendment (restringía el número de dispensarios a 40 en todo el territorio) y el Arkansas Medical Cannabis Act. Este último también limitaba el máximo de establecimientos, pero como en Dakota del Norte, permitía que los enfermos que vivieran alejados de ellos pudieran cultivar la planta en su hogar. Por desgracia, este proyecto, más permisivo, no siguió adelante debido a irregularidades detectadas en la recogida de firmas.

Como consecuencia, aunque el resultado de las votaciones ha sido positivo, la iniciativa aprobada, el Medical Marijuana Amendment, impone estrictos límites al consumo de cannabis medicinal por los enfermos.

Montana: SÍ (56,9% de los votos)

En Montana está permitida la administración de cannabis con fines terapéuticos desde 2004. Sin embargo, para desgracia de los enfermos, distintas decisiones judiciales posteriores han ido introduciendo limitaciones al consumo por parte de los pacientes (los distribuidores solo podían entregársela a tres usuarios distintos) y provocaron la clausura de numerosos dispensarios el pasado verano.

Afortunadamente, el estado ha votado a favor de expandir su programa de cannabis medicinal, gracias al apoyo de uno de cada cuatro ciudadanos. Así ha salido adelante la Iniciativa 182, que determina que los dispensarios de marihuana abrirán de nuevo después de su cierre el pasado mes de agosto y los médicos podrán prescribir el consumo de la planta a más de 25 pacientes al año sin ser penalizados.

Y ahora, ¿qué va a pasar?

Aunque todos los pasos parecen dirigirse en la dirección correcta, todavía existen límites que frenan los avances prometidos en los estados. La marihuana sigue siendo considerada una sustancia ilegal a nivel federal. Las barreras afectan especialmente al sector económico que se desarrolla en torno a la marihuana, puesto que el Gobierno federal prohíbe terminantemente el comercio de la planta y sus productos derivados entre diferentes estados, incluso si estos han aprobado la actividad dentro de sus fronteras.

A pesar de ello, las medidas aprobadas recientemente han promovido la aparición de un bloque territorial en la Costa Oeste, en el que se incluye la poderosa California, a favor del uso recreativo de la marihuana. Como ha indicado Gavin Newsom, el vicegobernador californiano, este hecho quizá suponga una nueva oportunidad para que los estados que han legalizado este tipo de consumo puedan "coordinarse y colaborar", e incluso hacer presión en Washington para suavizar las prohibiciones a nivel federal.

A pesar de que los resultados presidenciales no hayan satisfecho a muchos, tanto dentro como fuera del país, los logros en materia de legalización del consumo de cannabis han sido considerables. Ya son 29 los estados que permiten la marihuana medicinal y 8 los que consideran legal su consumo recreativo, unas cifras que durante los últimos años no han hecho más que crecer. Esperemos que sigan haciéndolo. Aún queda por ver la posición que tomará el nuevo presidente en este asunto, algo que también marcará el futuro próximo.

11/11/2016

Comentarios de nuestros lectores

Aún no hay comentarios. ¿Quieres ser el primero?

¡Deja un comentario!

Contacto

x
Contacta con nosotros