Agua y riego del cannabis, breves apuntes básicos

El riego correcto de la marihuana es de vital importancia tanto en crecimiento como en floración, afectando sobre todo al tamaño de la planta y a su producción final.

FAgua y riego del cannabis, breves apuntes bás


La cantidad de agua que necesitan las Critical+, Moby Dick o cualquier otra variedad que hayas escogido para esta temporada depende de diversos factores. Una planta pequeña en una maceta grande tendrá agua suficiente para bastantes días y una planta grande en un tiesto pequeño puede que en verano la tengamos que regar incluso más de una vez al día.


El error más frecuente de los cultivadores menos experimentados suele ser el riego excesivo. Provoca que las plantas estropeen sus raices, cojan un color pálido y detengan su crecimiento.
 
Recomendamos usar como indicador el peso que pueda adquirir la maceta en las diferentes situaciones, para saber si el sustrato tiene suficiente agua.
Una maceta recién regada adquiere un peso considerable mientras que una maceta seca o con necesidad de agua tiene un peso mucho más ligero.
Debemos aprender a sentir la necesidad de agua de la planta con sólo levantar la maceta. Intuitivamente no tardaremos en notar las diferencias de peso del sustrato, esté  más o menos húmedo. Se regará cuando se sienta la maceta ligera y evitaremos regar cuando se sienta la maceta pesada. Puede ocurrir que la capa superficial del sustrato esté seca, y sin embargo conserve aún mucha humedad en el interior y al levantarla  notemos un peso considerable del tiesto. Esto nos indicará que aún no tiene necesidad de agua.

Es muy importante mantener los valores de ph entre 6,5 y 7,2 en el cultivo de marihuana. Por esto es interesante hacerse con algún sistema de medición del ph ya sea electrónico o el clásico test de gotas  y emplear correctores de ph en caso de ser necesario.

Conviene averigüar el tipo de agua que tienes y sus valores de electroconductividad (EC) ya sea a través de la compañía de aguas o de algún grow-shop de tu zona.
La EC del agua del grifo no debería superar una EC de 0,8ms. En caso de que este valor sea mayor recomendamos el uso de un filtro de ósmosis.

Por último, recordarte que al cannabis no le gusta el agua demasiado fría. Coge el agua la víspera, así conseguirás que se evapore el cloro y que el agua alcance temperatura ambiente.

Comentarios sobre Agua Y Riego Del Cannabis, Breves Apuntes Básicos

¿Te gustaría hacer un comentario?

Hacer comentario